ABASTO

Abasto: la odisea de llegar a la escuela con los pies en el agua

47vistas

Las caudalosas lluvias del último viernes que castigaron con dureza a las localidades de la región dejaron un tendal de reclamos que deberán atender las autoridades gobernantes. En Abasto, una de las peripecias vividas por los vecinos fue la enorme cantidad de agua acumulada en los alrededores de distintos establecimientos educativos que afectó seriamente el ingreso a clases de cientos de niños. A su vez, además de las quejas, el difícil panorama dio lugar a una serie de demandas vecinales.

Según denunciaron vecinos organizados en la agrupación “la banda del Tati”, tras una serie de planteos realizados por damnificados, durante los recientes días de lluvia, los accesos a los colegios 26, 73 y al jardín de infantes San Agustín quedaron anegados por la acumulación de agua a tal punto que llegar a dichos establecimientos se convirtió en una odisea y es casi imposible evitar poner los pies bajo el agua.

“El viernes 11 de mayor quedó nuevamente en evidencia el estado de abandono y la falta de mantenimiento que tienen los desagües en Abasto. Otra vez nos encontramos luego de una fuerte lluvia con un triste panorama. Los accesos a las escuelas totalmente anegadas”, manifestaron

En ese sentido los vecinos propusieron “la construcción de sendas escolares para que los niños y padres no tengan que caminar por la calle y tengan un lugar seguro por donde transitar. No solo por el mal estado de las calles sino también por el peligro que significa tener que transitar por la cinta asfáltica (o lo que queda de ella), ya que en horario escolar el transito es muy numeroso y desordenado”.

Para “la banda del Tati” sería prioritario brindarle a los niños una senda segura por donde poder transitar para llegar a su establecimiento educativo”.

“Le pedimos a las autoridades municipales que le den prioridad al arreglo y limpieza de desagüe de todos los acceso a las escuelas: la 516 de 206 a 208, la cual se encuentra en un estado intransitable; la 207 de 515 a 519, que tiene las banquinas en muy mal estado, acumula agua y barro, por lo cual es muy riesgoso transitar; y, también, las adyacencias del Colegio San Agustín que son altamente inundables”.

Leave a Response