Oeste Platense
viernes 22 de septiembre de 2017 - Edición Nº1944
ABASTO

En Abasto no le encuentran la vuelta a la inseguridad y una vecina de 520 y 207 es la nueva víctima

4 sep - Ocurrió hoy a plena luz del día, y en plena zona urbana. Los delincuentes se tomaron el tiempo de barretear la reja de una ventana, revolvieron toda la casa y se alzaron con unos cuantos objetos de valor. Hasta el momento nadie sabe quién fue

Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense

En Abasto la creciente inseguridad es un problema que a esta altura parece sobrepasar a las autoridades municipales y provinciales como también a la propia Policía, quienes hasta el momento poco y nada pudieron hacer para frenar la escalada de robos que día a día son perpetrados en viviendas, en la vía pública y en comercios.

La última víctima de los delincuentes fue Viviana, una vecina de 520 y 207 que esta tarde alrededor de las 14.30, cundo regresó de su trabajo, se encontró con toda la casa revuelta y tuvo que lamentar el faltante de dinero en efectivo y objetos de valor como una computadora laptop, un teléfono celular y una cortadora de cabello, entre otros.

Y lo más preocupante de este nuevo accionar delictivo es que el robo ocurrió a plena luz del día, y en pleno sector comercial de Abasto, donde se supone que la presencia de la policía es más pronunciada que en otros puntos de la localidad. La víctima contó que a las 11.30 un familiar suyo fue a la casa a retirar un objeto y había estado todo en orden, y, sin embargo, cuando llegó de su trabajo, poco después de mediodía, se topó con el angustiante panorama.

Habían dado vuelta todo el interior del departamento en busca de plata y pertenencias de valor. Y hay que destacar que los ladrones hicieron lo suyo a su antojo. En principio intentaron abrir la puerta trasera a patadas, pues las huellas de barro quedaron sobre la abertura, pero como no pudieron en segunda instancia tomaron un tirante de madera y barretearon la reja de una ventana que da al patio del fondo, y una vez que lograron ese primer paso, se adentraron y acometieron el ilícito.

Al encontrarse con la casa así violentada, la vecina dio aviso a la Policía y pidió contención de sus familiares y amigos. Y si bien radicó la denuncia policial, poco se sabe de quiénes fueron los autores del hecho. La policía tampoco tiene mayores datos. Lo único que le dijeron es que denuncie ante la Municipalidad las condiciones en que se encuentra el terreno lindero por donde se cree que ingresaron los sujetos. Las malezas y árboles del mismo propiciaron que actuaran con absoluta tranquilidad sin que nadie los observara. Nada imprevisible.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias