Oeste Platense
viernes 22 de septiembre de 2017 - Edición Nº1944
GRAN LA PLATA

Voluntariado: otra manera de vivenciar el mundo

12 sep - Desde un principio el Turismo ha sido visto como una forma de romper barreras, de salir de la cotidianidad, hoy en día existe una nueva generación de viajeros que deciden hacer turismo desde otra perspectiva, realizando voluntariados, viviendo así una nueva experiencia, visitar distintos rincones del mundo, observando de cerca nuevas realidades y contribuyendo a sus mejoras impactando positivamente

Escriben: María Elena Flade y Yamila Taus

Estos viajeros, llamados voluntarios, dejan de lado opciones como la playa o la montaña para optar por otro tipo de viaje, con un carácter más social. A este tipo de viaje se lo podría denominar turismo solidario, en donde éstos, además de conocer lugares y paisajes como el turismo tradicional, le incorporan al viaje un componente especial, la solidaridad y el querer ayudar a otras personas.

Todo un mundo de posibles oportunidades, alejando al turismo más convencional, al servicio de aquellos viajeros que quieran que su paso por una localización deje una huella.

Sin embargo, otras personas deciden salir de su zona de confort, abrirse a nuevas experiencias, sin salir de su casa, hospedando a un voluntario que se encuentra trabajando en la ciudad -ad honorem- en una ONG, decidiendo ser una Familia Global.

Camila: “Encontré la forma de conocer un nuevo país cada dos meses. Y sí, si no fuese por eso no hubiese conocido 5 países en tan poco tiempo, no tendría una familia en cada lugar, no tendría amigos de mil culturas.

Es verdad, tal vez no viajé y todavía no ví esos paisajes, ni vi esos lugares, ni ví el Cristo Redentor o las pirámides de Chichén Itzá…

Pero ¿Saben que? Conocí lo mejor que tiene cada país de este mundo… las personas que viven y le dan vida a esos maravillosos lugares.“

Carla, quien vive la experiencia de ser host por primera vez nos comentaba lo siguiente: “al principio dudé, pero después pensé que tenía que animarme, ya que si no me gustaba, al menos iba a tener la experiencia; es decir, que hay que animarse a hacer cosas nuevas, a conocer nuevas personas, siempre nos van a dejar una gran enseñanza. Ahora sé que se pueden construir grandes lazos y amistades con personas de cualquier parte del mundo. Tuve la suerte de conocer a Keny, y aprender todos los días de ella, nos hicimos muy amigas!. La voy a extrañar mucho.”

Al igual que Carla, que se animó a vivir la experiencia, superando sus expectativas de una manera positiva, ya que pudo conocer sobre la cultura del voluntario, sus costumbres, mostrar la cultura Argentina, cómo es nuestra sociedad y sobre todo pasarla bien con su huésped. Cintia también se animó a vivir la experiencia por primera vez, dónde ya lleva hospedando un mes a un voluntario proveniente de Alemania; y al ser la convivencia tan amena, ha decidido seguir hospedandolo a lo largo de todo su voluntariado en la ciudad.

Familias globales es esto, la constante incertidumbre de vivir experiencias totalmente nuevas y gratificantes, desde un punto de vista muy particular, viviendo la multiculturalidad desde tu casa.

Es una manera de conocer a otros, así como también, el conocimiento de uno mismo. Permite, además, dejar atrás las fronteras y abrir paso a la creación de nuevos lazos con personas de todo el mundo, contribuyendo a la paz y solidaridad entre individuos, con culturas totalmente diferentes.

Así como Cintia y Carla se animaron a conocer el mundo desde otra perspectiva, por primera vez, y Camila ya vive la experiencia desde hace un tiempo... ¿Qué estás esperando para vivirlo? Con el programa de Familias Globales, de AIESEC Argentina lo podes hacer.

Animate a salir de tu zona de confort y vivir la experiencia inscribiendote en bit.ly/alojaunvoluntario

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias