Oeste Platense
domingo 20 de mayo de 2018 - Edición Nº2184
GRAN LA PLATA

Al borde de la desgracia en la Torre 2

16 may - Un ascensor con personas a bordo se fue a pique y de casualidad el episodio no pasó a mayores. Tras el susto los trabajadores reclaman mantenimiento y seguridad

Foto Oeste Platense
Foto Oeste Platense

María Ugarte es empleada del Organismo Para el Desarrollo Sustentable (OPDS) y por poco no fue protagonista de una tragedia en el edificio de la Torre 2 de La Plata. Ugarte trabaja en una oficina del piso 14 y como otros cientos de empleados que se desempeñan en el emblemático edificio céntrico necesitan de los ascensores para poder desplazarse. Pero ayer al abordar uno de los ocho elevadores que hay en la torre de repente comenzó a descender a toda velocidad, bruscamente, por lo que sufrió algunos golpes que, por fortuna, no revistieron gravedad.

Según relató hoy, desde hace mucho tiempo que los ascensores funcionan mal o directamente no andan. A veces se pueden usar dos, tres, cuatro pero es muy difícil que todos funcionen al mismo tiempo y correctamente. Si bien no resultó con heridas graves y lo ocurrido no pasó de un enorme susto tanto para ella como para otras personas que iban en el ascensor, advirtió que en cualquier momento puede ocurrir una desgracia.

La trabajadora contó que tras el dramático momento inmediatamente puso al tanto de lo sucedido a las autoridades de la dependencia, pero hasta el momento no tuvo respuestas y hoy el panorama en la Torre era de preocupación. La único que le dijo un directivo, remarcó, fue que hay un expediente en curso. Resulta, y en estos coinciden todos los habitués al edificio, que la problemática de los ascensores "lleva añares" y no es la primera vez que surgen quejas. En ese sentido, los directivos aguardan los avances en el expediente para tomar medidas concretas.

Tanto Ugarte como otros trabajadores consultados afirmaron que si bien los ascensores funcionan mal, una medida de fuerza de los ascensoristas por motivos salariales complicó aún más el mantenimiento de estos artefactos durante las últimas semanas. Por el momento, en la Torre todos ruegan que los elevadores no vuelvan a fallar y que de una buena vez funcionen con absoluta seguridad.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias