GRAN LA PLATA

Tiros, sangre y desesperación en la puerta de la casa matriz del Banco Provincia

136vistas

Un delincuente armado desató el caos esta mañana en la sede central del Banco Provincia de La Plata en un intento de salidera bancaria en la que baleó a un hombre, se alzó con un bolso repleto de billetes y se dio a la fuga a bordo de un auto robado a un policía vestido de civil que se encontraba junto a su pareja embarazada.

La terrible secuencia delictiva comenzó poco despues de las 10 en la escalinata de 7 entre 46 y 47, ante la presencia de una multitud de personas (transeúntes, pasajeros que esperaban el micro, vendedores ambulantes, empleados bancarios y clientes de la entidad).

El momento del horror se desató cuando el malviviente identificó a su víctima, Osvaldo Calcaterra, a la salida del banco. Acto seguido desenfundó el arma y lanzó dos disparos que impactaron en un brazo y en una pierna del hombre, luego se apoderó de la mochila (o bolso) repleta de billetes que llevaba Calcaterra.

El herido quedó en el piso, boca abajo e inmovilizado, en medio de un charco de sangre. Mientras que la gente corrió de un lado a otro horrorizada por el ruido de los disparos y por la sangrienta escena.

Por su parte. el delincuente , que había emprendido la huída. corrió hasta 48 entre 5 y 6, donde tomó por sorpresa a una pareja de jóvenes a bordo de un auto Volkswagen Gol Trend y los amenazó con el arma. Pero el atacante en principio fue reducido por el joven al comando del vehículo, quien se identificó como el agente policial Matías Nahuel Calandria.

Ante la amenaza, la pareja de Calandria, una chica encinta, desciendió del rodado y salió corriendo, mientras que el conductor opuso resistencia mediante un forcejeo hasta que le quitó el arma y logró aprehenderlo.

De inmediato llegaron al lugar dos policías uniformados, la situación pareció estar bajo control policial, pero el ladrón aprovechó una fugaz distracción, se zafó a los empujones y tomó el control del coche cumpliendo su afán de esfumarse de la escena.

El titular del vehículo, en el intento de detenerlo, emitió dos disparos dañando su propio auto, pero ya era tarde, el asaltante alcanzó a doblar en 6 y 47 acelerando la marcha en sentido a Avenida 1.

Tras el hecho, la sede bancaria fue rodeada de móviles policiales, tres patrulleros se aposteron en 6 y 47 y otros tres en 7 entre 47 y 48, donde había no menos de una docena de efectivos. Ambos lugares eran un hormigero de personas atónitas por lo ocurrido.

También intervino personal del SAME que asistió al herido y lo derivó de urgencia al Hospital San Martín, donde permanecía internado, al parecer, fuera de peligro.

Posteriormente fuentes judiciales aseguraron que el rodado apareció en la puerta de un inmueble de calle 41 entre 1 y 2, en inmediaciones de la estación de tren de La Plata, y que el dinero también fue recuperado. Pero todavía nada se sabe del delincuente que por estas horas es intensamente buscado por la Policía.

El fiscal Concomí Alcorta dijo que “no se pudo llevar a cabo el robo porque hubo policías que lo impidieron”. Asimismo no pudo establecer precisiones sobre las versiones periodísticas acerca de si la víctima desempeña tareas en la vía pública como “arbolito”.

Leave a Response