Facebook

Miércoles, 28 de octubre de 2020
13° muy nuboso
DestacadaImagen AbajoLa Ciudad
EL JUSTICIERO DEL HOSPITAL DE NIÑOS

Batman Solidario: la prueba de que los superhéroes existen

Por: Macarena A. Sucunza.

El pasado miércoles, durante la sesión del Concejo Deliberante de la ciudad, se declaró de Interés Municipal a la actividad desarrollada por Monstermila (Javier Zamudio), Batman Solidario y  los Simuladores, quienes se unieron para conseguir el endoscopio del Hospital de Niños Sor María Ludovica. En este marco, Oeste Platense dialogó con Batman Solidario, el hombre que prueba que los superhéroes existen y caminan entre nosotros. 

Con un inmenso trabajo realizado durante casi 8 años, el misterioso hombre afirma que su inspiración la encontró en «Batman inicia», la primer película de la trilogía de Christopher Nolan, por la similitud de lo que era ciudad Gótica en ese momento con nuestro país. «Y siempre digo que yo hago esto hace más de siete años, o sea que lo hice no con el gobierno anterior sino con el otro. Así que no estoy hablando puntualmente del presente, hablo en general», precisó. 

Él, como el personaje de ficción, busca justicia, porque afirma que sin ella nada puede funcionar bien. «Batman lucha contra la delincuencia, no tiene nada que ver conmigo, pero no deja de estar al lado del indefenso, y los que somos padres sabemos que no hay peor cosa que tener un chico sin salud, por eso decidí estar en el Hospital de Niños acompañando a esas familias que atraviesan momentos tan duros», contó. 

Multimillonario no es, se dedica a la docencia, y tampoco es un soltero codiciado, tiene una esposa e hijos. Esas son otras diferencias de Batman Solidario con el superhéroe de las historietas y las películas, pero los dos trabajan a diario para hacer el bien. 

UN DÍA INOLVIDABLE

La historia de cómo comenzó Batman Solidario es inolvidable: su primer visita al reconocido nosocomio infantil fue el día de la trágica inundación. Ese 2 de abril del 2013 se presentó a la mañana en el hospital, sin el traje, y tocó la puerta de las hermanas diciéndoles que Batman quería ir la tarde a visitar a los chicos internados y quería saber que regalarles. 

«La hermana me miró con cara como diciendo ‘¿qué está diciendo el loco este?’, pero me dijo que Batman podía traer lápices de colores para pintar. Me presenté a la tarde con lápices y golosinas, y durante toda la recorrida escuchaba que llovía torrencialmente y vi que el hospital estaba deteriorado, tenía goteras, pero seguimos», recordó. 

Pero, al irse, descubrió que la calle era un río, y por eso destacó: «Así que la primera vez no hay manera de olvidarla, porque me encontré con un montón de emociones que generaba el personaje y con un río en Avenida 66″.

De esta manera, con las goteras que provocó en el hospital la lluvia, Batman ya comenzaba a visualizar las deficiencias edilicias del lugar, pero en ese entonces su idea era visitar y contener a las familias y a los chicos, aunque después el proyecto fue creciendo.

GENTE DE BIEN

Batman Solidario tiene un gran corazón, eso se ve en sus obras, en su trabajo voluntario y en su constante agradecimiento a, cómo él la bautizó, la gente de bien. «No esperan nada a cambio, son personas que necesitan confiar y se volcaron en este personaje que no saben ni quién es», sostuvo. 

Durante los años que lleva realizando su labor solidaria nunca aceptó dinero, afirma que es una manera de mantener la transparencia, como también publicando cada peso que se recauda, detallando todo. Si alguien quiere colaborar, él le dice qué necesita el hospital y el o la interesado/a compra las cosas por el monto que pensaba donar.

«Eso generó en la gente una confianza increíble, y en los chicos se genera ilusión y se alimenta a la inocencia», valoró Batman. Sin embargo, así como recibe agradecimientos y atesora momentos felices, también lamenta los casos en que que «después de verlos varios meses en la camita, llegas y ves que la cama está vacía porque falleció».

MÁS DE UN MILLÓN Y MEDIO DE PESOS INVERTIDOS

Batman cuenta con alegría y orgullo que, desde el primer evento para recaudar fondos, llamado «Batiencuentro», hasta el último, llevan invertidos más de un millón y medio de pesos en el hospital. «Al primer ‘Batiencuentro’ fueron 70 personas y al último, en noviembre del año pasado (porque este año lamentablemente no pudimos realizarlo) fueron más de 600«, remarcó.

Según contó, otra cosa que lo diferencia del Batman de ficción es que él no tiene un Robin, tiene 12. «Trabajan a la par mía o más, desde el anonimato absoluto. Son personas increíbles que me dan la esperanza de que el mundo puede cambiar, porque todavía creo que somos más los honestos que los deshonestos», concluyó. 

Cabe destacar que Batman Solidario empezó a hacer el trámite para conformar una sociedad anónima a fin de que las empresas que quieren colaborar con la causa puedan hacerlo. Por la pandemia, la gestión se retrasó, pero dentro de poco podrán concluirla. 

En tanto, quienes quieran mantenerse informados sobre la labor del superhéroe de la ciudad y ayudarlo en sus próximas aventuras solidarias, pueden seguirlo en su página de Facebook y en su cuenta de Instagram: Batman solidario.