Facebook

DestacadaEl paísImagen CentradaTurf
TRAS SER MALTRATADO

Caro Araya renunció a la Escuela de Jockeys Aprendices de San Isidro

Un desafortunado episodio tuvo lugar en la tarde de ayer, cuando un encargado del Hipódromo de San Isidro echó a Sandro Caro Araya, profesor de la Escuela de Jockeys Aprendices, junto a sus alumnos, del predio donde se encontraba dictando clases. En enero ya había sido maltratado por la misma persona, por lo que esta mañana presentó su renuncia.

Araya tiene 52 años y supo ser uno de los pocos jinetes que dio la vuelta al mundo: ganó importantes carreras a nivel sudamericano y corrió un tiempo en el Hipódromo San Rossore de Milán, Italia. En 2003 volvió al país para quedarse y hace ocho años se desempeña dando clases, tarea que hasta ayer llevó a cabo con pasión.

Hace un tiempo, tanto la agrupación Vareadores Unidos como distintos trabajadores del turf porteño vienen denunciando los malos tratos que reciben por parte de uno de los encargados del predio. Al prestigioso profesor le tocó padecerlos por segunda vez.

La primera sucedió a mediados de enero, cuando el encargado le negó el ingreso a la escuela, hecho que generó la indignación de decenas de personas. Y la segunda ayer, cuando el mismo hombre lo invitó a retirarse del lugar adelante de sus alumnos alegando «incumplimiento de los protocolos vigentes». Órdenes que, vale mencionar, daba sin tener el barbijo puesto.

El episodio fue filmado por una de sus alumnas: las imágenes registran a un Araya que no opuso resistencia y que se retiró junto a los aprendices sin generar ningún tipo de disturbio. Así, puso a disposición su cargo ante las autoridades y directivos de la Comisión de Carreras, la gerencia del Jockey Club y el director de la institución, generando una gran congoja en quienes forman parte de la actividad.

 

La renuncia

 

El Mundo del revés!!!…Se nos va un grande!!!!! Cualquier soberbio y maleducado tiene un cargo, ÉL que fomenta hace…

Publicado por Vareadores Unidos en Miércoles, 31 de marzo de 2021