SocialesEl mundoDestacada
ÁFRICA

Conmovedor: una gorila murió en los brazos de su cuidador

La foto de una agonizante gorila que encontró la muerte en los brazos de su cuidador en un parque nacional congoleño conmocionó a miles de personas, ya que la imagen contrasta con una divertida selfie viral que el mismo animal había protagonizado en 2019.

 

El cuidador Andre Bauma.

 

Se trata de Ndakasi, una gorila de montaña que tuvo una vida marcada por la dificultad: en junio de 2017, cuando tenía sólo dos meses, fue encontrada por guardaparques del reconocido Parque Nacional Virunga abrazada al cuerpo sin vida de su madre, que había sido asesinada por guerrilleros horas antes.

A la pequeña primate se la trasladó a un centro de rescate en Goma, donde conoció a Andre Bauma, quien sería su gran amigo humano a lo largo de toda su vida.

Debido a su estado vulnerable por el asesinato de su madre, Ndakasi luego se afincó en el Senkwekwe Center, ubicado dentro del Parque Nacional Virunga. Es el más antiguo de África y conserva un cuarto de la población de gorilas de montaña. Allí, creció rodeada de cuidadores, incluido Andre, y otros gorilas huérfanos.

Su desarrollo quedó documentado por cientos de fotografías y documentales, pero una imagen en particular dio la vuelta al mundo: en 2019 protagonizó una divertida selfie con un cuidador que se hizo viral en el marco del Día Internacional de la Tierra.

Pero la vida le esperaba a Ndakasi un cierre dramático y, paradójicamente, también retratado en una conmovedora imagen. Tras más de una década en el Senkwekwe Center y luego de una prolongada enfermedad que deterioró rápidamente su estado de salud, la famosa gorila de montaña falleció en la noche del pasado 26 de septiembre.

AMOR Y ENTREGA

Al igual que en aquellos duros momentos en que su vida estaba en peligro tras el asesinato de su madre, el cuidador Andre Bauma la sostuvo entre sus brazos y la protegió hasta el último respiro.

"Fue un privilegio cuidar a una criatura tan amorosa, especialmente conociendo el trauma que Ndakasi había sufrido a temprana edad. Fue su dulce naturaleza e inteligencia la que me ayudó a comprender la conexión entre humanos y los grandes primates; y por qué deberíamos hacer nuestro máximo esfuerzo para protegerlos", manifestó el cuidador.

"Estoy orgulloso de haberme hecho amigo de Ndakasi: la amé como a una hija. En Virunga la extrañaremos todos, pero siempre estaremos agradecidos por enriquecer nuestras vidas durante su paso por Senkwekwe", sostuvo Bauma, luego de la muerte de la afamada gorila de montaña, que también protagonizó el documental "Virunga", uno de los primeros producidos por Netflix.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:Sociales