Facebook

La Plata, 20 de Septiembre de 2020
Cielo Claro, Temperatura: 19°
El paísLa ciudadLa CiudadSin categoría

Durante la pandemia, crecieron los bingos virtuales

Un informe del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense expuso cómo, durante la pandemia, crecieron notablemente los distintos bingos virtuales que funcionan en la plataforma Facebook.

Ante el contexto de emergencia sanitaria y encierro, en el que no hay lugares de esparcimiento social, los bonaerenses decidieron volcarse de lleno a la virtualidad para seguir jugando y tener un ingreso extra para paliar las dificultades económicas

En este sentido, los datos del documento presentado por la Defensoría detallan que el 80% de quienes realizan apuestas son mujeres y las edades oscilan entre 20 y 60 años. En tanto, el porcentaje de ganancia es entre el 20% y 30%, su rentabilidad es del 100% y el dinero de los premios proviene de los proveedores.

En tanto, el Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia y responsable del Observatorio, Walter Martello, explicó que “para muchos organizadores es un rebusque para sobrellevar la difícil situación económica. Pero la informalidad amplifica distintos riesgos: posibles estafas, posibilidad de que niños/as y/o adolescentes realicen apuestas y ausencia de mecanismos de limitación para personas que sufren ludopatía”.

Cabe destacar que el “secreto del éxito” de los bingos virtuales es que el organizador no invierte su propio dinero para garantizar un pozo que pague los premios. Los premios provienen del dinero de los propios apostadores al comprar sus números y los sorteos solo se producen cuando todos los números han sido vendidos.

De manera, quien organiza el juego no invierte un solo peso y solo debe usar su tiempo en organizar el juego, captar las apuestas y pagar los premios. Pero no todo es color de rosa: se corre el riesgo de no cobrar los premios, quedar a la deriva de no poder hacer un reclamo y, lo peor, que extraños acceden a datos personales y bancarios.

“La mejor forma de trabajar desde el Estado el fenómeno de los bingos virtuales es informar y educar sobre los riesgos que implica esta actividad. Riesgo de ser estafados, riesgo de ser perseguidos penalmente, sobre lo disvalioso de participar en una actividad ilícita y sobre los peligros que implica para personas con problemas de juego patológico”, finalizó Martello.

Finalmente, vale recordar que por la Ley 13.470 los bingos virtuales son ilegales. Esto implica que son juegos de azar clandestinos que funcionan sin autorización, y reciben sanción de arresto y multa.