Facebook

DestacadaImagen ArribaLa CiudadSociales
DESDE CASA ABIERTA MARÍA PUEBLO

Darío Witt: «No esperamos nada por parte del intendente Garro»

La única ayuda que recibía la Casa Abierta María Pueblo, una organización no gubernamental (ONG) dedicada a brindar ayuda a víctimas de violencia de género, era la del gobierno municipal, pero hace un año le fue quitada. En este sentido, Oeste Platense dialogó con el Dr. Dario Witt, fundador del refugio y abogado especializado en violencia de género.

En la sesión que tuvo lugar el pasado miércoles en el Concejo Deliberante, el edil opositor Norberto Gómez le refrescó la memoria a los platenses acerca de lo que el municipio hace en cuanto a esta problemática. Luego de que el oficialismo ingresara un proyecto para que se les brinde un subsidio por única vez a víctimas de violencia de género, el concejal lanzó: «¿No se acuerdan cuando le sacaron los 200 mil pesos que le daban de subsidio a la Casa María Pueblo? No tienen vergüenza».

El refugio desarrolla labores como la prevención, la asistencia, la educación y la capacitación de mujeres solas o con sus hijos que atraviesan situaciones de crisis derivadas de violencia familiar o social. Les brinda alojamiento, representación legal gratuita, asistencia social y psicológica, talleres de reflexión sobre la problemática específica y de capacitación laboral. Allí se refugió Susana Gómez junto a sus cuatro hijos en 2011, luego de ser brutalmente golpeada por Carlos Ariel Goncharuk, su marido, y haber quedado ciega como consecuencia de un desprendimiento de retina ocasionado por los golpes.

A un año de que le quitaran al espacio la única ayuda que recibía, su fundador afirma que ya no espera que el municipio reestablezca el subsidio. «No esperamos nada por parte del intendente (Julio) Garro«, dijo al respecto, y agregó: «Sólo confiamos en que la población votará a otro gobierno municipal con mayor sensibilidad y compromiso con las personas que sufren, particularmente las mujeres, niñas y niños víctimas de violencia de género».

Pese a haber juntado más de 68 mil firmas en un petitorio de la plataforma Change.org, luego de la quita del subsidio por parte de las autoridades de la Secretaría de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género, encabezada por la diputada provincial de Juntos por el Cambio, Carolina Píparo, a Casa Abierta María Pueblo no se le destinó ninguna otra ayuda.

 

Jorge Taddei (papá de Wanda), Miguel Pereyra (papá de Marisol) y Carola Labrador (mamá de Candela) entre los familiares de víctimas de femicidios acompañando el pedido cuando se había llegado a 40.000 firmas

«Estos funcionarios no saben lo que es las necesidades que pasamos quienes atravesamos violencia de género. Gracias a la Casa Abierta María Pueblo estoy viva y pude contarlo, y ahora le sacaron el convenio a la Casa y a todas, a miles de mujeres. Estamos vivas gracias a ONG’s como esta y no les interesa», señaló Susana Gómez cuándo el municipio dejó de brindar ayuda económica al espacio.