Facebook

DestacadaEntrevistasImagen CentradaLa CiudadSociales
FALLO INÉDITO

Denunció a su jefe por acoso: en menos de 10 días el tribunal le respondió favorablemente

Un fallo inédito a favor de una mujer que era acosada sexualmente en su lugar de trabajo tuvo lugar en La Plata: luego de denunciar a su jefe, en menos de diez días la Justicia le dictó al agresor una medida de restricción perimetral, cese de hostigamiento y cualquier otro acto que la perjudique. Así, el Tribunal de Trabajo N°5 se convirtió en el primero en declararse competente ante un caso de acoso sexual laboral y dictar un fallo inmediatamente, por lo que Oeste Platense dialogó con la Dra. Flavia Centurión, parte del equipo profesional de la ONG Las Mirabal y patrocinante de la damnificada.

Pese a la rapidez con que actuó la justicia, el camino para la platense que denunció a su empleador no fue fácil: venía padeciendo manoseos y demás incomodidades por parte de su superior, y decidió hablar luego de que esos incómodos episodios se agudizaran aún más. Primeramente, puso la situación en conocimiento del administrador del consorcio en donde se desempeña y este le llamó la atención al acosador: sin embargo, lejos de cesar el hostigamiento empeoró.

Comenzó a dejar preservativos y basura en los lugares donde ella debía limpiar, y también a denigrarla delante de los propietarios. A raíz de eso, realizó una denuncia en la Comisaría de la Mujer que finalmente no fue recibida. Fue derivada a la fiscalía, para que denunciara a la DDI de Delitos Sexuales: no obstante, pese a que le tomaron la denuncia, no le brindaron ninguna medida de protección. Así fue que terminó consultando a la ONG Las Mirabal, espacio que la asesoró y le puso a disposición dos letrados para representarla.

«Cuando se puso en contacto con nosotras asumí el patrocinio junto con un compañero especializado en justicia laboral, y le brindamos contención psicológica inmediata porque ella estaba deshecha, y planteamos el caso en la justicia de trabajo. El 3 de noviembre presentamos el caso y el 5 tuvimos la audiencia», contó Centurión, y agregó: «El tribunal actuó rápida y eficazmente, como debería ser siempre. Uno se sorprende de estas cosas pero la verdad es que esto debería ser lo normal, le dictó al abusador una medida de restricción perimetral, cese de hostigamiento y cualquier acto que pueda perjudicar a nuestra clienta, y le ordenó al administrador del consorcio que garantice que estas medidas se cumplan».

La violencia laboral es el tipo de violencia que las mujeres sufren más usualmente: se da en el ámbito de trabajo y puede ser psicológica, sexual, física, entre otras. Por el momento, en la provincia de Buenos Aires no existe una ley en el ámbito laboral que establezca cómo hacer la denuncia, el plazo del juez para pronunciarse, las medidas que se pueden adoptar y demás cuestiones. Es por ello que distintas organizaciones buscan la sanción de una norma provincial de procedimiento.

«El Tribunal de Trabajo 5 aplicó medidas de protección contra la violencia previstas en la Ley Nacional 26.485, amparando y resguardando la integridad de una trabajadora del sector de ayudantes y encargados y encargadas de edificios, víctima de violencia laboral por parte de su jefe, ordenando además al Administrador del Consorcio el deber de garantizar el deber de garantizar el cumplimiento de las medidas dictadas», celebraron desde Las Mirabal.

«Celebramos la correcta asunción de la competencia de la justicia laboral para este tipo de casos y la rapidez de la actuación de las y los magistrados que integran el Tribunal interviniente, sentando un precedente importantísimo para todas las trabajadoras del sector privado que sufren violencia de género en sus ámbitos de trabajo», manifestaron desde la ONG.

En cuanto al fallo, Centurión opinó que «fue brillante en cuanto a la inmediatez de la respuesta, pero no fue completa ya que nosotros pedimos mucho más que eso, pedimos incluso que el consorcio una tobillera electrónica para él y el establecimiento de un protocolo de atención para estas situaciones. Ella sigue ahí expuesta, porque, si bien trabajan en turnos diferentes, él tiene la llave del edificio y puede ir en cualquier momento; además, es un tipo acosador, un abusador sexual que está trabajando en un lugar que está lleno de mujeres, deberían haberlo despedido».

No obstante, la mujer valoró que «el fallo sienta un antecedente; ¿ahora quien le va a decir que no en un Tribunal de Trabajo a una mujer cuando se acerque a denunciar violencia laboral? Es muy importante». A la vez, afirmó que el acoso laboral es una problemática que se agudizó durante la emergencia sanitaria: «Nos estalló la página con un montón de mensajes de mujeres que han ido a denunciar y no les han tomado la denuncia, que lo están sufriendo en su trabajo. Todo esto se agrava en un contexto de crisis y de pandemia, donde no hay trabajo, los superiores se aprovechan de la situación de vulnerabilidad de muchas mujeres y se producen estos hechos de violencia».