Facebook

El paísImagen CentradaSociales
PARA COMBATIR EL HAMBRE

Desarrollo Social aumentará la ayuda a comedores

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, confirmó hoy que habrá «medidas adicionales» para garantizar la asistencia de los 10 millones de argentinos que diariamente concurren a los comedores. La decisión fue tomada después de que se conociera que el país tiene un 42% de nivel de pobreza.

Según adelantó el funcionario, el incremento que se destinaría para los comedores comunitarios y escolares sería de «un ajuste del 43% de acuerdo con la inflación de alimentos». Conjuntamente, dio la garantía de seguir con la «asistencia» a los sectores empobrecidos a través de la Tarjeta Alimentar. 

El ministro hizo estas afirmaciones en declaraciones radiales, durante las cuales descartó que ante la segunda ola de contagios de coronavirus se vaya a «volver a la lógica de cierres del año pasado» para que el desarrollo productivo no se vea más afectado.

«Si efectivamente como todo indica habrá un rebrote, vamos a tomar medidas adicionales, seguramente más focalizadas. El año pasado el cierre fue completo, este año la lógica es distinta», afirmó.

En ese sentido, consideró que «si alguien en la escuela está contagiado se cierra el aula, no la escuela» y lo mismo en las empresas, donde los cierres serán sectorizados de acuerdo a los lugares donde se detecten los contagios.

 

10 MILLONES DE PERSONAS

Tras sostener que todo será focalizado, Arroyo confirmó que «10 millones de personas» reciben asistencia alimentaria, indicador que «se mantiene en los últimos 2 meses», a pesar que cuando inició la pandemia eran 11 millones.

Según explicó, eso se debe a las «changas», sobre todo en el sector de la construcción. Este tipo de trabajos les permiten a los albañiles ganar entre «700 y  800 pesos por día», cifra que alcanza a unos $1.500 para los oficiales.

Asimismo, señaló que «la gente hace changas y va al comedor», por eso destacó la importancia de la apertura de actividades, tras enfatizar que de ese modo se ayuda a que la gente «se mantenga» en un contexto de crisis sanitaria y económica.