Facebook

Imagen ArribaLa CiudadSan CarlosSociales
SAN CARLOS

Detuvieron a penitenciario por violencia de género y descubrieron que era dealer

En las últimas horas, un penitenciario retirado fue detenido en el barrio San Carlos acusado de golpear a su pareja y a su hija. Sin embargo, en el procedimiento descubrieron que tenía drogas para su comercialización y armas de fuego.

El hecho se produjo en 33 entre 147 y 148, cuando vecinos llamaron al servicio de emergencias 911 para denunciar un conflicto familiar en donde un hombre le había pegado a su pareja, una mujer de 42 años, y a su hija, una joven de 18 años.

En este marco, Personal del Gabinete Técnico Operativo de la subcomisaría La Unión se presentó al lugar junto a efectivos de la Policía Local, quienes redujeron al hombre, un hombre de 37 años. Sin embargo, ante esta situación, la pareja del penitenciario optó por atacar a los policías a golpes de puños y patadas con la intención de que el aprehendido pueda escapar.

Los policías demoraron a la mujer por resistencia a la autoridad. En tanto, cuando se retiraban se acercó la otra víctima, la joven de 18 años, y le confirmó a los policías que su papá tenía armas de fuego y que, cuando lo liberasen, la iba a matar.

Los efectivos revisaron la vivienda y hallaron un revólver calibre 22 con nueve municiones intactas y siete servidas, una escopeta recortada calibre 14 con ocho cartuchos intactos y uno servido, y una carabina de gas comprimido calibre 22 / 5,5.


Además, encontraron 163 gramos de cocaína, elementos de corte, una balanza de precisión, dos plantas de marihuana de 40 centímetros de alto, 40 gramos de esa sustancia, tres celulares y una libreta con anotaciones.
La hija del detenido y vecinos aseguraron a los policías que el penitenciario retirado había disparado al aire y al suelo con sus armas de fuego de manera amenazante en los últimos días.

Finalmente, el hombre fue imputado por abuso de arma, tenencia ilegal de armas de fuego y tenencia de estupefacientes para su comercialización. En tanto, la mujer de 42 años fue demorada por resistencia a la autoridad. A ambos se los puso a disposición de la UFI N° 11, a cargo del fiscal Álvaro Garganta.