Facebook

DestacadaImagen AbajoLa CiudadSociales
VUELTA A CLASES

Docentes y padres reclaman medidas sanitarias en el Albert Thomas

Hoy a la mañana docentes, alumnos y padres del Albert Thomas se reunieron frente a la escuela, ubicada en 1 y 57, para reclamar a los directivos que hagan mantenimiento edilicio y que establezcan medidas sanitarias para así cumplir con el protocolo reglamentario.

 

Una alumna y miembro del centro de estudiantes del Albert Thomas durante el reclamo.

 

Las demandas surgieron a partir de la inminente vuelta a clases en la Provincia y para organizar la presencialidad de los 1800 alumnos que asisten al establecimiento.

«Estamos pidiendo hablar con el director porque, siguiendo el protocolo jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires, la escuela no cumple ninguna condición», explicó Facundo, uno de los miembros de la Comisión de Seguridad e Higiene de la escuela, una organización formada por docentes.

El grupo de padres y profesores presentó a la escuela un protocolo diseñado por ellos, pero sostienen que los requisitos no pueden llevase a cabo sin las condiciones necesarias.

«La escuela está en un estado calamitoso desde lo edilicio, como así también faltan elementos de seguridad e higiene. No hay matafuegos, ni el personal necesario para poder limpiar», agregó el docente.

Según los educadores, solo 11 de las 300 escuelas de la región abrieron para la vuelta de clase, pero dudan si las condiciones de las mismas es el estipulado por el Ministerio de Salud de la Provincia. «Creemos que lo que pase en el Albert Thomas puede ser testimonio para las otras instituciones de la región, que se caen a pedazos», finalizó Facundo.

 

SOLO EL 30%

Los profesores, alumnos y padres decidieron llevar a cabo el reclamo a partir de un comunicado emitido por parte de los directivos, en el cual se les informaba que iniciaría el dictado de clases para los chicos de séptimo año.

«No es que no queremos volver», explicó Paola, docente y miembro de la Comisión, y añadió: «Todos creemos que lo mejor es la presencialidad, pero cuidada y ordenada».

En marzo, en la provincia de Buenos Aires el 30% de las escuelas podrán empezar las clases presenciales de manera plena, mientras que el resto, 7 de cada diez colegios, deberán dividir a sus alumnos e implementar un modelo dual, combinando presencialidad con aprendizaje a distancia.