Facebook

DestacadaImagen AbajoLa ciudadSociales
EMOTIVO ACTO

El Hospital San Juan de Dios cumplió 143 años

Un 18 de noviembre de 1877 era inaugurado el Hospital Interzonal San Juan de Dios. Con 143 años de vida, el nosocomio especializado en afecciones pulmonares y cardíacas se convirtió en el bastión platense en la lucha contra la pandemia de Coronavirus.

Este mediodía se llevó a cabo un emotivo acto en las afueras del centro de salud del que participó personal sanitario, administrativo y funcionarios provinciales, con el debido distanciamiento social. En este marco, se hizo presente el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, quien estuvo acompañado de Noemí Logiurato, directora ejecutiva del San Juan de Dios, y María Paz Corsiglia, Jimena Cuacci, Ivonne Ritou y Raquel Sarobe, directoras asociadas.

 

Personal sanitario en el acto que se llevó a cabo hoy.

 

Cabe destacar que el hospital es el que recibe más pacientes afectados por el COVID-19, dada su especialidad. Allí falleció la primera víctima de la pandemia en la ciudad, Omar Trípoli, de 77 años, y actualmente es en donde se encuentran alojadas más personas, en comparación con otras instituciones de la ciudad.  San Juan de Dios fue, además, uno de los siete centros de salud que participó de un estudio que demostró que el uso del plasma de pacientes recuperados mejora el cuadro de las personas contagiadas mayores de 65 años que tengan enfermedades preexistentes.

En ese entonces, la neumonóloga Ivonne Ritou, directora asociada del Hospital San Juan de Dios, dijo: «Pensamos, y por eso este estudio tan ambicioso, que el plasma de los pacientes recuperados ayudará a las personas enfermas, si las tomamos en estadio temprano. Si esta investigación funciona, pasaremos de tener una enfermedad potencialmente mortal a sólo un mal catarro debido a que el plasma, que presenta los anticuerpos y es la parte líquida de la sangre, podría neutralizar el accionar del virus».

La iniciativa fue desarrollada por la Fundación Infant con el aval del Ministerio de Salud bonaerense con el objetivo de evitar cuadros de gravedad y víctimas fatales de la enfermedad, y tuvo éxito. Es por ello que hoy, en medio de la propagación mundial de un virus mortal para el que aún no hay cura ni vacuna, personal sanitario y funcionarios públicos homenajearon los 143 años de vida del nosocomio que se puso al hombro la pandemia en la capital provincial.