Facebook

DestacadaImagen CentradaLa CiudadSociales
EN LA UOCRA

El «Pata» quedó en libertad pero no podrá volver a la actividad sindical

El ex secretario general de la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Juan Pablo «Pata» Medina, fue excarcelado ayer gracias a un fallo de la Justicia Federal de La Plata. Sin embargo, la medida incluye una prohibición para realizar actividades sindicales en el gremio.

La resolución, que trascendió en la noche del pasado jueves, fue tomada por el Tribunal Oral Federal 2 de La Plata al hacer lugar a un planteo del abogado del sindicalista, César Albarracín. El sindicalista estaba detenido desde septiembre de 2017 en el marco de una causa por presunto lavado de activos, asociación ilícita y extorsión, pero en febrero del año pasado cumplía con prisión domiciliaria.

 

 

El juez Alejandro Esmoris justificó su decisión al remarcar que el sindicalista «carece de antecedentes penales y en caso de haber estado condenado al mínimo legal de la pena establecida para los delitos que se le imputan, por el lapso que lleva detenido, permitiría la aplicación del instituto de la libertad condicional».

Asimismo, el magistrado señaló: «No se observan motivos fundados que justifiquen la presencia de peligro de entorpecimiento, dado que en el tiempo que ha llevado cumpliendo la medida cautelar en su domicilio ha observado una conducta adecuada».

 

CON RESTRICCIONES

De todos modos, el juez ratificó la prohibición de salir del país y la obligación de presentarse una vez al mes a la comisaría con jurisdicción en su domicilio, mientras dure la emergencia sanitaria: luego, deberá hacerlo en la sede del tribunal.

Esmoris también estableció que el «Pata» Medina no podrá realizar actividades gremiales en ninguna seccional de la UOCRA, así como tampoco está habilitado a concurrir a locales gremiales. Tras enterarse de la noticia, el sindicalista celebró junto a su familia, que grabó y difundió en redes sociales el momento: «Ahora estoy con ustedes, compañeros, no van a sufrir hambre, no van a sufrir miseria. ¡Ahora estoy con ustedes!».