DeportesActualidad
ESCÁNDALO EN LA CONMEBOL

El plantel de Boca pasó la noche en Belo Horizonte y regresará a la Argentina esta tarde

El plantel de Boca Juniors, el cuerpo técnico encabezado por el entrenador Miguel Ángel Russo y dos de los integrantes del Consejo de Fútbol pasaron la noche en Belo Horizonte luego de la escandalosa eliminación en los octavos de final de la Copa Libertadores y recién regresarán a la Argentina esta tarde.

 

 

En principio, Boca tenía previsto emprender el vuelo chárter de regreso a la Argentina a las 23:15 de anoche, algo que no se produjo porque la delegación debió prestar declaración en la comisaría sin poder descender de los ómnibus para no romper la burbuja sanitaria.

El escándalo se generó por el malestar de los jugadores de Boca por un gol lícito anulado al lateral Marcelo Weigandt a instancias del VAR que le hubiera dado al equipo la victoria y el pase a cuartos de final.

Con el partido empatado sobrevino la definición por penales que ganaron los brasileños y en los vestuarios el caos con agresiones cruzadas entre el presidente del Mineiro, Sergio Coelho, algunos jugadores y dos integrantes del Consejo de Fútbol, Jorge Bermúdez y Raúl Cascini.

Luego de una gresca generalizada con efectivos de seguridad, la policía brasileña imputó a los jugadores Sebastián Villa, Carlos Zambrano, Javier García, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, al entrenador de arqueros Fernando Gayoso, al ayudante de campo Leandro Somoza y a Cascini.

 

LOS DISTURBIOS

A través de las cadenas televisivas y en las redes sociales se vio como
varios integrantes del plantel lanzaron objetos contra la policía en
respuesta a las agresiones por parte de la seguridad del estadio, quienes, lanzaron gas pimienta a los jugadores del Xeneize.

 

 

En las secuencias se vio, además, como Lisandro Lopez, dentro del campo junto a otros compañeros que reingresaron por la agresión policial, mostraba la molestia en su rostro por los gases, igual que el juvenil Alan Varela, éste a metros del vestuario boquense.

El comienzo de los disturbios se produjo cuando los futbolistas fueron a
los pasillos del vestuario a reclamarle al árbitro uruguayo, Esteban
Ostojich, quien a instancias del VAR anuló un gol legítimo de Marcelo
Weingandt a los 17 minutos del segundo tiempo, y luego la policía empezó a
lanzar gases hacia la zona del ingreso del vestuario visitante.

En las imágenes televisivas también se ve como el presidente de Atlético
Mineiro, Sergio Coelho lanza una botella de agua a los jugadores de Boca
que estaban del otro lado del vestuario en el medio de un caos general.

 

"NUNCA VI UN EQUIPO QUE GANARA DOS PARTIDOS Y QUEDE AFUERA"

El vicepresidente de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, apeló a la ironía esta noche y reflejó su disconformidad por la utilización del VAR (Video Assistant Referee), argumentando que su equipo "ganó los dos partidos" pero así y todo "quedó afuera" de la Copa Libertadores ante Atlético Mineiro, en Brasil.

"Esto es nunca visto. Un equipo que ganó los dos partidos y queda afuera. Cuando vos metés dos goles y no te los quieren cobrar no se puede hacer nada", dijo el ídolo boquense, hoy en su rol de dirigente.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:Deportes