Facebook

El mundoImagen CentradaSociales
LA NIEVE NO CESA

España, totalmente paralizada: el intenso temporal ya dejó tres muertos

Hasta el momento, tres personas fallecieron en España por una fuerte tormenta de nieve que se registra desde el viernes, inédita en medio siglo y por la que centenares de vehículos quedaron bloqueados. También se cerró el aeropuerto de Madrid y parte del país está paralizado, aunque se espera que lo peor del fenómeno ocurra la semana que viene, con temperaturas de 15 grados bajo cero.

«Afrontamos el temporal más intenso de los últimos cincuenta años», aseguró este sábado el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras «lamentar tres fallecimientos» en la tormenta y pedir a los ciudadanos de las regiones más afectadas que permanezcan en sus casas.

Este temporal o borrasca, bautizado como «Filomena», hizo que se declarara la alerta roja en cinco regiones de España, entre ellas Madrid. Las vías terrestres, ferroviarias y aéreas fueron cortadas por las violentas borrascas de nieve que tienen lugar desde el viernes por la tarde sobre gran parte del país.

El ministro insistió en que las «nevadas van a pasar a ser heladas» en los próximos días, donde las temperaturas de hasta 10 grados bajo cero estarán previstas.

«Evitemos los desplazamientos y sigamos las indicaciones de los servicios de emergencia. Máxima vigilancia ante la tormenta Filomena», twitteó por su lado el presidente de gobierno Pedro Sánchez, a la vez que saludó el trabajo de los «profesionales que intentan acudir en ayuda de las personas atrapadas por la nieve».

 

Madrid ahora

 

En la capital, que no había conocido semejante nevada desde 1971, se vieron esquiadores en la célebre plaza de la Puerta del Sol e incluso a un hombre en un trineo tirado por cinco perros. «La situación es de extrema gravedad» en Madrid, advirtió el alcalde José Luis Martínez-Almeida en Twitter, e instó a los habitantes a no salir de sus casas.

Es de tal magnitud la situación que se vive en la región centro y norte de España, que dos argentinos que viven en las afuera de Madrid, en Torredolones (norte) y Móstoles (sur), coincidieron en que al principio fue que pasaron de «flipar» (entusiasmarse) por la nevada a sentir «temor» porque empezaron a tener dificultades para concurrir al trabajo o abastecerse en los supermercados.

En diálogo con Télam, la argentina Fabiana Basso, que vive desde hace 20 años en el ayuntamiento de Torrelodones, unos 24 kilómetros al noroeste de Madrid, camino a la sierra de San Lorenzo del Escorial, contó que «nuca se vio algo así». «Lo más increíble es que está nevando y no para. Estamos todos encerrados y sin poder sacar los autos», aseguró la mujer que residió otros diez años en Francia, donde dijo «era común que nevara pero no en esta cantidad».

En tanto, en diálogo con Télam el argentino Ariel Gómez, que vive desde noviembre de 2018 en la ciudad de Móstoles, 20 kilómetros al sur de Madrid, contó que experimenta la misma situación que su compatriota, y que se encuentra «confinado en la ciudad, sin poder ir a trabajar por los cortes en las rutas».

«El primer día fue hermoso ver nevar, sobre todo por los chicos (tiene tres hijos de 8, 10 y 15 años), pero ahora la situación no es tan agradable y empezamos a tener problemas de abastecimiento porque los supermercados están cerrados», explicó el argentino que trabaja en un restaurante de Pozuelo de Alarcón, al que no va desde ayer por el corte de las autopistas de circunvalación de Madrid.

La unidad militar intervino en varios ejes viales, con sus vehículos quitanieves, y acudió en ayuda de los automovilistas atrapados por la nieve. Según los servicios de emergencia de la región de Madrid unos «1.500 vehículos» fueron «liberados» este sábado por la mañana.

En la capital el transporte público fue suspendido, así como la recolección de basura. Además, fue cerrado el aeropuerto internacional de Barajas desde el viernes por la noche y así seguirá toda la jornada del sábado por «razones de seguridad». El viernes, ya fueron anulados una treintena de vuelos y otros tantos fueron obligados a aterrizar en otros lugares.

Además de Madrid, Aragón (noreste), la región de Valencia (este), Castilla-La Mancha (centro) y Cataluña (noreste) fueron las zonas más afectadas por esta tormenta. Según la agencia de previsión meteorológica de la AEMET, al menos 20 centímetros de nieve deben cayeron este domingo en Madrid y en la meseta del centro del país. Hasta medio metro de nieve podría cubrir las zonas más altas de esta zona del país.