Facebook

El mundoImagen CentradaPolíticaSociales
ABRIERON LAS ESCUELAS

Estados Unidos superó los 200.000 muertos

Estados Unidos se convirtió en el primer país en superar los 200.000 fallecidos por COVID-19. Con más de 6,8 millones de casos activos, la Universidad de Washington calcula que la cifra total de muertos se duplicará hasta los 400.000 para fines de año.

La nación norteamericana es, hasta el momento, la más afectado del mundo por la pandemia. En tanto, cabe recordar que fue una de los últimas en adoptar el aislamiento social, preventivo y obligatorio, ya que a principios de año, cuando comenzaron los primeros casos, el presidente Donald Trump fue escéptico y dijo que iba a «desaparecer» porque se trataba de «una gripe».

En este sentido, mientras las elecciones presidenciales se acercan, Joe Biden, el rival demócrata del actual presidente, dijo en Twitter: «Mientras otras naciones trabajaban todo el día para controlar este virus, nuestro presidente estaba muy preocupado tuiteando y jugando al golf», y agregó: «Ahora, ya murieron 200.000 estadounidenses. No tenía por qué ser así».

Pese a que en su campaña Trump relegó la pandemia a un segundo plano y prometió que la vacuna estaría disponible para todos los estadounidenses a fin de año, la Universidad de Washington lo contradijo y afirmó que «es improbable que una vacuna esté disponible a gran escala antes de 2021https://oesteplatense.com.ar/estados-unidos-supero-los-200-000-muertos/.

A su vez, el principal epidemiólogo del gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, señaló en una entrevista a CNN que «la idea de 200.000 muertes es realmente muy aleccionadora, en algún sentido pasmosa». El país, que posee menos del 5% de la población mundial, acumula más del 20% de las muertes.

En números acumulados, los estados de Nueva York (33.000 muertes), Nueva Jersey (16.000 muertes), Texas y California (15.000 fallecidos) siguen siendo algunas de las regiones más afectadas del planeta por la pandemia.

Estados Unidos atravesó dos olas: la primera afectó sobre todo a la costa este, con Nueva York como epicentro, con unos 25.000 nuevos casos diarios entre abril y mayo y 2.000 muertos en un solo día. La segunda fue con estados en el sur del país, con unos 6.000 contagiados diarios en julio y más de 1.000 fallecidos.

En tanto, los contagios bajaron en agosto tras imponer nuevas medidas de contención, cierre de negocios y zonas de ocio y sobre todo después de que los republicanos abrazaran el uso de las mascarilla como principal medida de prevención. Sin embargo, a principios de este mes, con la reapertura de las escuelas, los casos volvieron a subir.