SocialesDestacada
EN SAN JOSÉ

"Estamos bien, los 33": se cumplen 11 años del emotivo rescate de los 33 mineros chilenos

Un día como hoy, hace 11 años, 33 mineros chilenos que llevaban más de dos meses atrapados en las profundidades de una mina tras un derrumbe, eran rescatados y conmocionaban al mundo.

 

Los 33 mineros.

 

La mina San José se derrumbó el jueves 5 de agosto de 2010, dejando atrapados a los 33 trabajadores a unos 720 metros de profundidad. Estuvieron allí durante 72 días.

El yacimiento, ubicado en la comuna de Caldera, a 30 kilómetros al noroeste de la ciudad de Copiapó, era explotado por la compañía San Esteban Primera S.A, y no contaba con los permisos de seguridad correspondientes.

 

EL RESCATE

Las tareas de rescate comenzaron ocho horas después y fueron dirigidas inicialmente por el ingeniero en minas Miguel Fortt Zanoni.

Grupos de rescatistas empezaron a trabajar para lograr acceso por una chimenea de ventilación, a la vez que los mineros atrapados subieron por la escalera de emergencia. Sin embargo, el intento fracasó dado que un tramo de la escalera no había sido colocado por la empresa.

Un segundo derrumbe se produjo dos días después, anulando la posibilidad de una salida por el tubo de ventilación. El gobierno de Sebastián Piñera anunció entonces que el rescate había sido cancelado, pero la protesta de los familiares llevó a realizar un nuevo intento con maquinaria pesada de perforación.

El domingo 22 de agosto, 17 días después del accidente, se pudo establecer la primera comunicación con los atrapados. Se encontraban con vida, pero con considerables síntomas de desnutrición.

 

OPERACIÓN SAN LORENZO

Con el nombre del patrono de los mineros se denominó a la segunda operación de rescate, la cual resultó exitosa.

 

 

El equipo estaba compuesto por especialistas en submarinos y un médico experto en medicina de sumersión de la Armada de Chile. Además, fue liderado por el ingeniero André Sougarret.

Primero, se abrió un pozo lo suficientemente ancho para poder enviar una cápsula de rescate hasta el refugio, disponiéndose a tal efecto tres planes alternativos.

En ese lapso los sobrevivientes fueron alimentados y monitoreados a través de la perforación inicial. Conjuntamente, se comunicaban con los familiares que estaban instalados en un asentamiento denominado "Campamento Esperanza".

Así, y tras 33 días de perforaciones interrumpidas solo por problemas en la maquinaria el plan B, con la máquina Schramm T130 consiguió "romper fondo" a 623 metros de profundidad.

Se trata del mayor y más exitoso rescate de la historia de la minería a nivel mundial y una de las catástrofes con mayor cobertura mediática: se calcula que hubo alrededor de 1.300 millones de telespectadores, medición superada sólo por la transmisión del funeral de Michael Jackson en 2009.

En cuanto a la investigación penal, esta fue cerrada en agosto de 2013 sin realizar imputaciones contra ninguna persona. A los mineros nunca se los indemnizó.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:Sociales