Facebook

La Plata, 27 de Septiembre de 2020
Nubes, Temperatura: 15°
DestacadaLa ciudadSociales
A PURA BIRRA

Fin de semana en La Plata: bares, restaurantes y cervecerías abrieron sin habilitación

Luego de que el gobernador Axel Kicillof anunciara este lunes que no iba a permitir la apertura de restaurantes, bares y cervecerías debido a la escalada de contagios en la capital provincial, el sector gastronómico hizo caso omisoy abrió sus locales de todos modos. A lo largo de la diagonal 74, decenas de personas se reunieron sin cumplir el protocolo básico.

A fines de agosto, el polo gastronómico de la ciudad, uno de los más golpeados por la pandemia, recurrió a Julio Garro para solicitar la apertura de sus locales. Le presentaron un estricto protocolo sanitario al respecto, que incluía: distanciamiento social, atención únicamente en terrazas o veredas y un alcohol en gel disponible en cada mesa. El jefe comunal apoyó la iniciativa y envió el pedido de habilitación al gobernador, quien no dudó en rechazarlo frente al avance de COVID-19 en la región.

Ante la negativa provincial, el sector se movilizó el pasado 4 de septiembre y anunció que iba a abrir «de todas maneras». Así fue que este fin de semana, a lo largo de la diagonal 74, bares, restaurantes y cervecerías volvieron a abrir sus puertas luego de cinco meses sin actividad. Sin habilitación provincial y lejos de lo estipulado, en la mayoría de los locales barras y mesas estuvieron ocupadas al 100%, sin respetar el distanciamiento social ni el uso de barbijo. En casos más extremos, como el del restaurant La Trattoria, hubo comensales cenando en el interior del local.

    

En el caso de algunas cervecerías, los jóvenes debieron hacer cola para esperar a que desocupen mesas que, desde luego, no eran higienizadas como corresponde. Así, el panorama en La Plata se asemejó mucho al de Capital Federal, donde este fin de semana 12 locales fueron clausurados por incumplimiento de las normativas. 

El fin de semana, en el centro se vivió una realidad paralela: con más de 10.000 casos activos y cinco fallecidos el sábado, decenas de personas se divirtieron en una noche símil a las de antes de la pandemia.