El paísActualidad
EN EL PAÍS

La comunidad de mujeres en torno a los videojuegos crece a la par de la industria

"Suelo presentarme explicando que me desenvuelvo en el lado B de los videojuegos", contó María Luján Oulton, curadora de videogames, directora de la exposición "Game on! El arte en juego", docente en diversas facultades e integrante del grupo de investigación en game studies del Instituto de Investigación y Experimentación en Arte y Crítica.

En diálogo con otro medio ella lo resumió como si tuviese "varios sombreros, todos ellos bajo el paraguas de la investigación y la divulgación en el campo de los videojuegos independientes, artísticos y experimentales".

Así lo hace desde hace más de diez años dirigiendo, por ejemplo, la exhibición "Game on! El arte en juego", donde se muestran los desarrollos locales en contexto internacional (la última edición tuvo 38 obras, 11 de ellas nacionales).

También se encarga de los cuadernos de Game Studies de la Universidad de Palermo, que nacieron con el objetivo de visibilizar y difundir las investigaciones académicas nacionales y latinoamericanas en el área de game studies, ante la falta de publicaciones académicas en idioma español.

"Hay dos grandes caminos para pensar la asociación entre arte y videojuegos: el que primero viene a la mente es el de los videojuegos como una suerte de octavo arte, un paso más allá del cine, donde el arte se vería en la evolución y dominio del aspecto visual o en el manejo del sonido y la música", explicó Oulton.

Y hay un segundo camino, que es el que ella elige, y tiene que ver con "pensar las posibilidades del medio en sí mismo desligado de otros campos o más bien para diferenciarse de ellos y buscando entender qué es lo que lo hace único", dijo.

Puntualizó además que es ahí "donde aparece la categoría de art games y de videojuegos experimentales".

"Es bajo el paraguas del arte que el videojuego se permite experimentar con las definiciones propias del medio, correrse de las normas del mainstream, apostar a otras narrativas, a otras y otros personajes, a otras estéticas visuales, crear sus propios controles, salirse incluso de la pantalla y poner en jaque la definición misma de juego", completó.

El camino va creciendo cada vez más. En Argentina, Daniel Benmergui es pionero y referente internacional en los art games. Su juego Storyteller ganó el Nuovo Award en la IGF 2014.Otros nombres, actuales referentes son Agustín Perez Fernadez, Laura Palavecino, Rumpel, Mer Grazzini , Juegos como Ethereal, Shy Misshapen, Torii, Talara, KORI entre otros casos.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:El país