ABASTO

La Cooperativa de Agua de Abasto tuvo que dar el brazo a torcer

320vistas

La Cooperativa de Agua Potable de Abasto tuvo que dar el brazo a torcer en la causa judicial por contaminación de las napas de agua en los barrios Villa Esperanza y Villa San Martín de dicha localidad. Tras un fallo de la justicia federal, la entidad tuvo que colocar tanques con agua apta para consumo y los vecinos, por fin, pueden hacer uso del servicio sin temor a sufrir las terribles consecuencias de la polución.

El caso explotó el año pasado, cuando la concejal de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz se hizo eco de una demanda de vieja data de los vecinos de Abasto y la llevó a la Justicia. Junto a la acción judicial se realizaron análisis sobre muestras tomadas en esas zonas linderas a las vías del ferrocarril y se pudo constatar la presencia de bacterias nocivas para la salud tales como salmonella, escherichia coli, shigella, guardias y amibas.

La Justicia dio por hecho, tal como lo afirmaban desde hace años los vecinos abastenses, que la causa de tal polución era la emanación de desechos cloacales desde la planta de tratamientos ubicada al lado del frigorífico Frigolar hacia los desagües que conectan a ambos barrios de Abasto, e intimó a la Cooperativa a brindar el servicio como corresponde.

Si bien la medida fue recibida a regañadientes por la institución, esta semana finalmente fueron colocados en los barrio damnificados cuatro tanques de aprovisionamiento de agua potable. De esta forma, tras una ardua lucha vecinal, por fin llegó el alivio para las 600 familias que viven en la zona. Mientras tanto, continuarán los reclamos para que la red de agua algún día llegue hasta los hogares, cuyas obras dependen no sólo de la Cooperativa sino también de la Municipalidad de La Plata.

Leave a Response