ABASTO

La Ruta 36 acumula muertes: necesita urgente iluminación y señalización

825vistas
Desde hace décadas la ruta provincial 36 entre la autovía 2 y la avenida 66 es una traza de alta circulación en la región oeste del partido de La Plata. Además de comunicar a la producción de la Colonia Urquiza con Lisandro Olmos y Los Hornos, es una vía muy utilizada para el acceso a las cárceles, a las escuelas y al hospital de la región. Sin embargo, se la considera una ruta rural y su actual abandono en materia de iluminación y señalización, contribuyó a convertirla en el principal aportante de muertos y accidentados en la zona oeste.

En horas de la noche, la oscuridad se vuelve una trampa mortal para esta ruta 36 que está sin señalizar, con banquinas descuidadas en algunos tramos, y sin advertencias mínimas para los automóviles que se encuentran con camiones, motos, bicicletas y peatones por la misma arteria. El trayecto entre la autovía 2 y el Mercado de Flores en calle 425 en El Peligro, la visibilidad es prácticamente nula en la noche y en días de lluvia. La cinta asfáltica no tiene ninguna referencia de separación de carriles ni advertencia de las curvas que se presentan. El tránsito se complica aún más por el desplazamiento del transporte de pasajeros, que debe detenerse en algunos sitios sobre la misma calle.

Los vecinos caminan por el borde de la calle y los ciclistas juegan su vida en cada metro que avanzan. Así lo fundamentan las estadísticas en el Hospital “Dr. Alejandro Korn”, en donde es cotidiana la atención de accidentados, muchas veces con desenlace fatal.

Ni siquiera la presencia de las escuelas sobre la ruta 36 han justificado una correcta iluminación. El cruce del acceso a Colonia Urquiza, calle 460, está sin iluminación y con un semáforo de advertencia que pocas veces funciona. A partir de allí, hasta la avenida 520, la circulación se vuelve más peligrosa. La apertura de la 467 hacia City Bell, incorporó un flujo de rodado mayor, y el tránsito en la zona se incrementa. Frente a la Estación de Servicio, hace un año, murieron cuatro integrantes de una familia en un choque frontal. A esas muertes se sumaron otras.

Desde la rotonda de avenida 520 hacia avenida 44, la circulación es aún más urbana. Es la vía de comunicación entre la región de Abasto y Melchor Romero con Lisandro Olmos y Los Hornos. Muchos niños concurren a la escuela 70 y caminan a la vera del asfalto.No sólo es una ruta de transporte de la producción, sino que es la vía elegida por los ómnibus y el viaje hacia las rutas del Atlántico.
Precisamente, cuando hay temporada turística, la ruta 36 suma a su habitual tránsito sub-urbano, toda la circulación de automóviles y colectivos que vuelven de la Costa Atlántica. La ruta 36 sufre el estigma de pasar por la zona oeste platense.
Ni siquiera existen carteles de bienvenida al Partido de La Plata, cuando se la circula dejando atrás los partidos de Berazategui o de Magdalena.

La iluminación de la ruta provincial 36 es una necesidad que surge a partir de los datos estadísticos de accidentes que enlutan a diario esa arteria. También en consideración a la producción frutihortícola, que merece un tratamiento distinto para sus trabajadores. Las delegaciones municipales involucradas en la traza debieran iniciar en conjunto un pedido ante el Ejecutivo comunal, para que a su vez, con el apoyo de la Provincia de Buenos Aires, se iniciara una tarea de iluminación y señalización, tanto en la divisoria de carriles, señalamiento de curvas y prohibiciones de sobrepaso, como también la colocación de carteles que indiquen referencias de interés para la zona.

Si bien existen proyectos para la ruta 6 y la avenida 90, consideradas rutas de la producción, no han existido iniciativas para la ruta 36, que es muy importante para el desarrollo económico regional.

Leave a Response