LISANDRO OLMOS

Lisandro Olmos y una calle fundida como reflejo del abandono

Foto OESTE PLATENSE
667vistas

Una de las arterias paralelas a la Av. 44, precisamente la calle 43, experimentó en los últimos años un serio deterioro que se refleja en una vasta cantidad de baches – o “cráteres” para los vecinos- que hace que transitar por ese sector sea un verdadero infierno con algunos peligros para la comunidad.

Foto OESTE PLATENSE

Desde 203 hasta 197 la calle está poblada de enormes pozos que en muchos casos superan las dimensiones de los vehículos. Por lo tanto, para desplazarse por este corredor se requiere de mucho cuidado para no romper el rodado.

Pero otro punto aún más grave es que para poder pasar los automovilistas deben esquivarlos, por lo que terminan manejando sobre la vereda.

Es decir, a raíz de este cuadro tanto conductores como peatones están expuestos a sufrir accidentes o, cuando no, se puede romper un vehículo.

Foto OESTE PLATENSE

“Se han hecho reclamos, pero ni bolilla. Ya no se puede andar. Es una pena un barrio lindo, así tan abandonado”, lamentó una vecina que dialogó con OESTE PLATENSE. Otra mujer de la zona comentó que “esto es un descontrol, pasan muchos camiones, pero no están las cosas claras, nadie controla, y, mucho menos, las autoridades se van a poner a arreglar la calle; lo único que falta es que choquen a algún pibe, ahora no porque no hay clases, pero más adelante…”.

Foto OESTE PLATENSE

Al ser consultadas por este medio acerca de si existe en Lisandro Olmos más calles en este estado, ambas redundaron que “esto es el reflejo del abandono que tenemos acá”.

Foto OESTE PLATENSE

Puede agregarse al punto de vista vecinal que el asfalto luce seriamente agrietado, en muchos sectores acumula grandes caudales de agua y poco a poco se viene “desgranando” por los bordes. Por esto no sería descabellado pensar  que de acá a un tiempo esta calle quede intransitable. Por el momento, los vecinos intentan tapar los pozos con tierra y escombro, pero estas acciones precarias, como ya se sabe en nuestra ciudad, vuelven a ceder al poco tiempo.

Foto OESTE PLATENSE

Leave a Response