Facebook

El paísPolíticaSociales
COMO A LA BANDERA

Los niños deberán jurar al Medio Ambiente: la nueva ley que impulsa Fernández

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció esta mañana, junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, que impulsará una Ley de Educación Ambiental. El proyecto, prevé concientizar a cada niño y adolescente acerca del cuidado del medio ambiente e instaurar un «juramento al medioambiente» en las instituciones educativas.

En el marco del plan de políticas que el mandatario presentó  en la residencia de Olivos, destacó que es «la primera vez que nos encerramos» y que «las condiciones ambientales parecieron mejorar», lo que demostró «lo nocivos que fuimos los seres humanos» con el medio ambiente. También recordó los días en que apenas se iniciaba la cuarentena en los distintos países del mundo, cómo se veía a los «animales» salir de sus hábitats y caminar por las calles.

Durante el acto, que contó con la participación de integrantes del gabinete y referentes de organizaciones ambientales, Fernández destacó el trabajo llevado a cabo por Cabandié para poner el tema en la agenda nacional. Además, como jefe de Estado asumió el compromiso de ponerse «al frente del cuidado del medio ambiente» y, en este sentido, «ser el primero en jurar lealtad» al respecto.

Conjuntamente, expresó que le propuso al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible «hacer una Ley de Educación Ambiental para poner en cabeza de cada uno de nuestros niños y adolescentes por qué tiene sentido esta disputa, esta pelea» para preservar el medio ambiente, que es «la casa en la que vivimos». 

En tal sentido, la encarada por el gobierno nacional se trata de una política de Estado más que necesaria en un contexto de cambio climático, calentamiento global, entre otras problemáticas que afectan gravemente al mundo.

Por ello, el Presidente propuso acompañar la normativa con el «juramento al medio ambiente» por parte de alumnos y alumnas de escuelas, tal como hacen en la provincia de Misiones, para que las nuevas generaciones «asuman el compromiso» de cuidar y preservar la vida ecológica y de los animales, y «no contaminar el lugar en el que vivimos».