Facebook

El paísImagen ArribaPolicialesSociales
LA NENA ESTARÍA "BIEN"

M. pasó la noche en el Garrahan y espera que le den el alta

La nena de 7 años que estuvo capturada tres días por un hombre que la llevó desde el barrio porteño de Villa Lugano hasta el municipio bonaerense de Luján pasó la noche «bien» en el Hospital de Pediatría Garrahan. En tanto, espera la decisión de la División de Minoridad de la Ciudad para su externación.

Según indicaron fuentes del centro de salud, M. pasó la noche «bien» y ayer «se bañó, se le consiguió ropa y comió bien». La niña fue evaluada por dos médicas legistas de la división de Medicina Legal de la Policía de la Ciudad», agregaron.

En cuanto a la evaluación psicológica, dijeron que estaría a cargo del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la ciudad de Buenos Aires. «Ahora, la nena está con su mamá, una tía y una cuidadora, a la espera de que se resuelva su situación habitacional para poder egresar del hospital», detallaron.

Por último, cabe destacar que desde el hospital localizado en el barrio de Parque Patricios se indicó que «se constató el estado general de la menor». Según informaron, le realizaron «controles, examen físico y muestras de sangre».

SAVANZ PODRÍA SER INIMPUTABLE

El hombre que se llevó a la niña de Lugano, Carlos Savanz (39) está imputado por «sustracción, retención y ocultamiento de un menor de 10 años», una imputación provisoria, ya que aún falta «que surjan de los estudios periciales respecto de la niña», informó el Ministerio Público. Sin embargo, según el Jorge Alfonso, abogado del hombre, hay «elementos para encuadrarlo en una inimputabilidad».

El letrado aseguró que cree que su cliente es «inimputable» y anunció que en caso de que se demuestre que hubo algún tipo de abuso sexual, renunciará a la defensa. Además, contó que ayer fue a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, de Villa Lugano, donde permanece detenido su cliente y, si bien no pudo tomar contacto con él por los protocolos de prevención de coronavirus, logró que el imputado le firme la designación como su defensor particular.

«Nosotros pedimos que se le realicen profundos estudios psiquiátricos y psicológicos, porque por lo que charlamos con la familia, si bien nunca fue atendido, tiene algún tipo de patología, igual que una de sus hermanas de 32 años», indicó el abogado. Al respecto, mencionó que «hay un testigo de la detención que contó que este hombre se reía y desvariaba cuando fue detenido».

Respecto a la indagatoria, el defensor señaló que a partir de los estudios y pericias que hay pendientes «quizás se haga el lunes». Además, contó que trabaja en la causa con otra abogada de su estudio, Silvina Fernández Rosarno.