Facebook

El paísImagen ArribaSociales
SE DESCARGÓ

Martín Cirio, tras las acusaciones de pedofilia: «Lo que hice no estuvo bien»

Luego de que el cantante David Adrián Martínez, más conocido como «El Dipy» expusiera algunos de sus antiguos tweets de índole sexual y haciendo referencia a menores de edad, Martín Cirio, alias «la Faraona», fue denunciado penalmente. Como consecuencia, cerró su cuenta de Twitter e hizo un extenso descargo que publicó anoche en su canal de YouTube.

La polémica estalló la semana pasada cuando el influencer criticó al cumbiero al referirse a una de sus canciones, que habla sobre la violación en grupo de una niña de 15 años. El cantante no se quedó callado y le aclaró que la letra había sido escrita por “el dueño de la banda” El Empuje, a la que él pertenecía. Así, publicó antiguos mensajes de Cirio que generaron indignación masiva.

 

 

«Ustedes leyeron un montón de tweets que son aberrantes. Cuando me desperté y vi mensajes de mis amigos preguntándome qué era todo esto,  los leí y no podía creer que había escrito algo así», comenzó la Faraona. «Tengo 36 años y empecé hace relativamente poco mi proceso de deconstrucción«, agregó.

A la vez, explicó que esas publicaciones formaban parte del contexto de la red social de la época: «Estaba lleno de gente de entre 20 y 40 años que trataba de ser picante, de decir la mayor aberración para que todos lo festejaran. Si ponías ‘hice patria, maté a un chorro’, tenías gente que se cagaba de risa y te redoblaba la apuesta».

«En Twitter no había fotos de la cara, había personajes, podías decir ‘negro de mierda’, ‘gordo de mierda’, ‘hay que matar a los negros’ y nadie cancelaba eso. Era el humor del peor, del más repudiable«, agregó el youtuber.

Así, el activista de la comunidad LGTBIQ, aseguró que «esos tweets los tenían guardados para reflotarlos cuando me mandara una, como ahora» para hacerlo «desaparecer» del medio. «Cuando llegué a tener un nivel (de exposición) en el que sé que lo que digo lo puedo poner en agenda, me cargué un montón de causas al hombro y eso tiene un precio, que lo estoy pagando. En el sistema, cuando te quieren sacar de encima, te prohíben, como lo que pasa en la tele, que dicen ‘vos no vas a trabajar en ningún lugar’ y llaman a las tres productoras que hay y eso genera que esa persona se vaya a otro país o esté prohibida», dijo.

Sin embargo, Cirio sostuvo: «No voy a desaparecer ni quedarme callado. Voy a seguir denunciando las cosas que me están pasando. Por más que me refloten tuits de mierda y me quieran hacer quedar como un pedófilo van a tener que matarme para hacerme callar la boca».