Interés General
CASO LUCAS GONZÁLEZ

Ordenan liberar a dos policías acusadas de encubrimiento por el crimen de Lucas

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional porteña ordenó liberar, por falta de pruebas, a dos policías de la Ciudad detenidas por el encubrimiento del crimen de Lucas González. El adolescente de 17 años fue asesinado a balazos en el barrio de Barracas, en noviembre pasado.

Los jueces Alberto Seijas, Julio Lucini y Mariano Scotto, revocaron el procesamiento de Micaela Fariña y Lorena Miño, por la falta de mérito.  Además, se ordenó sus inmediatas libertades.

Estas dos uniformadas habían sido procesadas con prisión preventiva junto a los efectivos Roberto Inca, Héctor Cuevas, Fabián Du Santos y Juan Romero.

Lucas

Todos ellos fueron imputados como coautores del delito "de falsedad ideológica y encubrimiento agravado por la condición de funcionario público". Los cuatro primeros también fueron acusados de "falso testimonio", en concurso ideal. Asimismo, la Cámara confirmó los procesamientos de Inca, Cuevas, Du Santos y Romero.

Esta misma Sala, ya había determinado la prisión preventiva para los policías Gabriel Isassi, Juan Nieva y Fabián López. Fueron acusados de cometer el homicidio de Lucas y la tentativa en perjuicio de los tres amigos del joven.

Document

Asimismo, también permanecen procesados y detenidos por encubrimiento el comisario inspector Daniel Santana, el comisario Rodolfo Ozán, el subcomisario Ramón Jesús Chocobar, y los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa.

Según el fallo, Roberto Orlando Inca, Héctor Claudio Cuevas, Alberto Du Santos y Juan Horacio Romero son responsables en los hechos. Esto se debe a que eran conscientes del comportamiento ilegal de Isassi, Nieva y López y mantuvieron su accionar con el fin de encubrir el delito.

En cuanto a Miño y Fariña, la Cámara recordó lo dictado por el magistrado de primera instancia. Este determinó que las policías "fueron las primeras en llegar al lugar, que los menores les pidieron auxilio atemorizados y en estado de shock, todo lo cual no se compadecía con el hecho de enfrentamiento anunciado".

Cabe señalar, que las defensas argumentaron que "la actuación de las funcionarias se ciñó al cumplimiento de su deber, en lo que a la aprehensión inicial de los jóvenes refiere". A su vez, agregaron que "inmediatamente después se abocaron al resguardo del perímetro".

Para la Justicia las pruebas recabadas hasta el momento, no permiten establecer que estas policías tengan conocimiento del crimen y del plan para encubrirlo. A sus vez, en el fallo sostienen que no existió comunicación con el resto de los imputados.

Te puede interesar:

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.