Facebook

El paísImagen CentradaPolíticaSociales
TRAS 5 AÑOS PRESA

Organizaciones políticas y sociales pidieron la libertad de Milagro Sala

Organizaciones políticas y sociales, sindicatos y agrupaciones que militan por los derechos humanos se concentraron esta tarde sobre la avenida 9 de julio, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), para marchar hacia el Palacio de Tribunales. Reclamaron la libertad de la dirigente jujeña Milagro Sala.

La movilización arrancó pasadas las 13.30 y se dirigió hacia la Plaza Libertad y el edificio de Talcahuano 550, en cuyo 4º piso se encuentran los despachos de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). La consigna de las organizaciones convocantes fue “la Corte es el basurero de la democracia”.

En la cabecera de la manifestación, a metros del Obelisco, se observaban las banderas de la organización Túpac Amaru. Desde allí y en dirección sur, hacia la avenida Independencia, se intercalaban columnas de otras agrupaciones.

Los organizadores acordaron mantener distancia entre cada grupo de personas con la intención de prevenir contagios por el rebrote de la COVID-19. Entre las agrupaciones presentes que se sucedieron a lo largo de la 9 de julio se encontraban: Militancia Popular, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), Patria Justa, Corriente Peronista 13 de abril, CTD Aníbal Verón y el Frente Barrial de la CTA.

Además, se movilizaron el Movimiento Territorial de Liberación, Movimiento Mayo, Frente Transversal, Espacio Puebla, entre otros. También participaron el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU) y la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP).

El coordinador nacional de la Túpac Amaru y referente del Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, Alejandro Garfagnini, explicó que la movilización se dirigió hacia el máximo tribunal porque “es justamente la Corte la que tiene que resolver la apertura de los expedientes y de los recursos en queja que presentamos”.

Según el dirigente, el Poder Ejecutivo Nacional «ya fue claro al considerar a Milagro Sala como una presa política, como una detenida ilegal. La vicepresidenta también. Y está claro la justicia que tenemos, que fue el brazo ejecutor de la persecución a los dirigentes del campo popular”.

En este marco, algunos participantes de la protesta cargaron con pequeñas bolsas llenas de residuos. Una vez en las escalinatas de Tribunales, los organizadores las dejaron como un gesto, según aclararon, “más bien simbólico”.

 

«ES NECESARIO VISIBILIZAR»

La diputada nacional del Frente de Todos e integrante del Consejo de la Magistratura, Vanesa Silley, presente en la marcha, señaló: “Es necesario visibilizar a la cabeza del Poder Judicial por las responsabilidades que tuvieron en todas las causas armadas de la persecución política contra el gobierno anterior”.

“La responsabilidad es de quien conduce un poder del Estado, que fue el orquestador de todas estas causas, de las detenciones que hoy se viven, de los presos políticos. Recordemos que el Poder Judicial en la Argentina, y lo sé como trabajadora judicial, tiene enormes carencias en materia democrática y eso requiere ser saldado”, agregó.

Por otro lado, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró que continuará «exigiendo» la liberación de Sala «hasta que sea necesario». Según opinó, la dirigente está presa desde hace cinco años por «ser mujer e indígena y por atreverse a dar la batalla por la dignidad del pueblo jujeño».

También se expidió al respecto la concejal platense y presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, quien valoró que el encarcelamiento de la jujeña fue «una repudiable decisión política que judicializó la protesta social».