La CiudadDestacada
POLÉMICA

Por prescripción médica no puede usar barbijo y el Colegio Nacional le niega el ingreso

La madre de un alumno del Colegio Nacional, de 13 años, que es discapacitado y padece afecciones respiratorias, denunció que, pese a las prescripciones médicas y las habilitaciones que habilitan al chico a asistir sin barbijo, las autoridades le negaron el acceso.

 

 

Días atrás, Mariana Ríos denunció en redes sociales que a su hijo, que actualmente cursa el segundo año del secundario, le negaron el acceso al colegio por no utilizar barbijo.

En diálogo con este medio, la mujer explicó: "Mi hijo tiene parálisis cerebral por un accidente en el parto, así que tiene certificado de discapacidad desde el día uno".

"Aparte de parálisis cerebral tiene ataxia cerebelosa, que son movimientos involuntarios de la cabeza, el cuello y los brazos. Además es alérgico, tiene alergia respiratoria. Se congestiona, todos los olores le dan alergia", agregó.

En esta línea, la mujer apeló a las resoluciones emitidas por el Ministerio de Salud que señalan que las personas discapacitadas no tienen la obligación de usar barbijo.

"Incluye a personas que no pueden ponerse el barbijo por sus propios medios, a las personas que tienen problemas respiratorios y a los menores de dos años", indicó.

De este modo, y tras presentar los certificados médicos que avalan su alergia, su discapacidad y las dos resoluciones del Ministerio de Salud, Alejo pudo comenzar las clases presenciales sin problema.

"Cuando lo llevé a la escuela me dijeron que lo recibían con los brazos abiertos", relató Mariana. "Fue toda una semana a la escuela sin barbijo sin ningún problema, no nos contagiamos COVID-19 ni ahora, ni el año pasado ni nunca, hasta el día de hoy", añadió.

Sin embargo, Ríos dijo que #"antes de volver a las clases presenciales, ahora en julio, me llaman a una reunión donde me sugieren que lo lleve a Alejo con barbijo porque había profesora que tenía miedo de contagiarse".

En esta línea, Mariana se puso a disposición para capacitar tanto a profesores como alumnos. "Soy odontóloga, trabajé toda la pandemia con el paciente a cinco centímetros de la cara; yo con barbijo, el paciente sin barbijo, y nunca me contagié", aseguró.

"Hice tres cursos de bioseguridad, sé cómo se contagia el virus y sé que una profesora jamás se va a poder contagiar de mi hijo, porque ella tenía doble barbijo, máscara y las dos dosis de la vacuna", aseguró.

"Me dijeron que bueno, que entonces tratara de llevarlo con máscara. La máscara no la puede usar porque aparte de que tiene alergia es hipoacúsico del oído derecho, escucha poco; y tiene ataxia cerebelosa, que son esos movimientos involuntarios; una máscara se le caería o estaría incómodo", detalló Ríos.

 

LA ADVERTENCIA

"Expliqué toda esta situación, y a los cuatro días me mandaron un mail advirtiéndome que si Alejo iba sin barbijo no se le iba a permitir el ingreso. Yo les dije que ellos de todas formas tienen que respetar estas resoluciones y lo llevé así", contó.

"No se dieron cuenta hasta después de dos horas, que me llaman para decirme que estaba sin barbijo, que no se quería poner uno y que lo vaya a buscar. Yo estaba trabajando en Lanús, no pude llegar a buscarlo; inmediatamente lo aislaron, no lo dejaron salir al recreo, lo dejaron encerrado en preceptoría", precisó.

Según Ríos, al día siguiente la citaron para ir a hablar. "Llevé todas las resoluciones y me volvieron a decir lo mismo: que era una orden de arriba, de Sanidad del Rectorado. Que o lo llevaba con barbijo o tenía clases virtuales", señaló.

Pese a solicitar reiteradas veces reuniones con la directora, nunca fue atendida. "Esas dos semanas Alejo ni siquiera tuvo Zoom, porque sus profesores estaban dando clases en las aulas, tuvo que aprender solo. Lo que yo quiero es que cuando vuelva de las vacaciones vuelva a la escuela sin barbijo, porque es lo que corresponde legalmente", concluyó.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:La Ciudad