Facebook

La Plata, 27 de Septiembre de 2020
Nubes, Temperatura: 15°
DestacadaEl paísSociales
COMPETENCIA DESLEAL

Prohíben a operadores locales de Internet hacer tendido de fibra óptica

Oeste Platense dialogó con Claudio Urio, presidente de la Federación Provincial de Cooperativas de Servicios de la Provincia de Buenos Aires (FECOOSER) y de Cooperativa Eléctrica y otros servicios públicos de Ferré Ltda acerca del conflicto en el interior del país que comenzó con la imposibilidad de las cooperativas y operadores locales de Internet de hacer uso de los postes para el tendido de fibra óptica. 

Alrededor de un millón de conexiones al hogar de fibra óptica en el interior del país están frenadas por la imposibilidad de cooperativas y operadores locales de Internet de hacer uso de los postes, que en la mayoría de los casos se encuentran bajo regulación municipal o de empresas de otros servicios.

Esta mañana, Marcelo D’Ambrosio, titular de la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Intenet (CAPPI), aseguró en diálogo con Télam que tienen «problemas para hacer tendido de fibra óptica en 23 de las 24 provincias argentinas» y que «la imposibilidad de utilizar los postes según el distrito se debe a normas municipales o a la tercerización del uso en mano de prestadores de otros servicios como electricidad». Sin embargo, indicó que hay municipios que permiten el uso de los postes a algunas empresas y otras no.

En la misma línea, Rodolfo Bianchi, vicepresidente de CAPPI, afirmó que hay «300 empresas que podrían dar servicios de fibra óptica pero no pueden porque quieren forzar al soterramiento de la fibra, aún cuando otras empresas como las eléctricas usan los postes».

En este marco, Urio afirmó a Oeste Platense que la situación es compleja. «Hay PyMes que hacen su trabajo bien pero hay una inmensa mayoría de cableoperadores privados y prestadores de Internet que están normalmente en negro, tienen a su personal en negro y emiten recibos truchos porque ninguno tiene factura oficial. Ellos no compiten en igualdad de condiciones con las cooperativas de la provincia, que sí tenemos empleados en blanco, pagamos impuestos y tenemos las instalaciones eléctricas».

«Después, hay un tema general que nos afecta a todos los prestadores que son las EDES (Edenor, Edesur, Edelap), las grandes prestatarias de energía eléctrica que tienen servicios básicamente en las ciudades grandes ya que en los pueblos chiquitos solemos estar las cooperativas. En esos casos, las grandes empresas tienen tercerizado el alquiler de los postes, y los alquilan a un precio que es impagable», sostuvo, y agregó: «En esos casos hay una posición de abuso donde una empresa tiene la portación en la cual la línea de fibra óptica pasa por ahí tranquilamente pero te pide una rentabilidad que es extraordinaria».

Al respecto, Urio explicó que en Ferré, partido de General Arenales, tienen un problema con la empresa EDEN (Empresa Distribuidora de Energía Norte S.A). «Nosotros queremos alquilar la postación, queremos pagarla, pero nos piden 20 dólares por cuadra y con un mínimo de 20 kilómetros. Nos saldría casi 1 millón de pesos al año el alquiler, más costoso que el servicio. El problema de las grandes prestatarias eléctricas lo sufrimos todos: las PyMes, los cableros, los prestadores de ISP (Internet Service Provider) y las cooperativas», expuso el también presidente de la Cooperativa Eléctrica y Otros Servicios Públicos de Ferré.

El pasado 21 de agosto, Alberto Fernández declaró «servicios públicos» a la telefonía celular, los servicios de Internet y la televisión prepaga, de manera de garantizar el acceso a toda la población. De esta manera, dispuso el congelamiento de las tarifas hasta el 31 de diciembre.

Sobre ello, Urio consideró que está de acuerdo con la medida ya que «hoy no se concibe ninguna actividad sin acceso a Internet» y  que desde FECOOSER «coincidimos en que tiene que haber una regulación del Estado». Además, sostuvo que desde el comienzo de la pandemia «las cooperativas hemos priorizado  hacer conexiones para la gente que tiene que hacer teletrabajo y para los estudiantes que se han vuelto a los pueblos, ya que necesitan Internet para acceder a su derecho a la educación y al trabajo«.

Cabe recordar que la Ley de Medios sancionada en 2009, que buscó romper con los oligopólios de los medios de comunicación, fue dejada sin efecto por Mauricio Macri. Así, en 2018 aprobó la fusión entre Telecom y Cablevisión, algo que no estaba permitido por la ley ya que un mismo dueño no podía ofrecer telefonía, cable e Internet juntos. 

Sin embargo, Urio está de acuerdo con la libre competencia que se desató a partir de 2016. «Una cooperativa compite con las grandes empresas de telecomunicaciones con un buen servicio, con un precio accesible al asociado, con una atención post-venta que normalmente nadie tiene. Porque al ser asociaciones de usuarios o de vecinos, las cooperativas tenemos una particular atención con el asociado», sostuvo.

Por último, apuntó a las empresas oligopólicas ya que «se quejan de la intervención estatal para regular pero piden mayores incentivos al Estado. Piden que haya subsidios, beneficios fiscales y aportes no reintegrables». En este punto, el titular de FECOOSER afirmó que el ENACOM hizo una inversión multimillonaria con el Servicio de Fondos Universal, con el cual ha entregado aportes no reintegrables a un montón de privados.

«El aporte no reintegrable es un subsidio para el despliegue de fibra óptica justamente en las localidades del interior y para el uso de la antena ARSAT que también es del Estado. Socializan las pérdidas pero no las ganancias», concluyó.