Facebook

Miércoles, 21 de octubre de 2020
16° nubes dispersas
DestacadaLa CiudadLos Hornos
OTRO HÉROE QUE SE FUE

“Pudimos salvar muchísimas vidas gracias a Walter”

Mañana, el personal sanitario de la UPA Nº 6 de Los Hornos realizará un sentido homenaje a Walter Chilón, el coordinador del área Enfermería que este martes perdió la batalla contra el Coronavirus tras dos meses en terapia intensiva. En este sentido, Oeste Platense dialogó con su amigo y compañero Santiago Martínez, técnico radiólogo, con quien compartió más cinco años.

El enfermero tenía 47 años y casi 30 de servicio. Era una persona saludable que no tenía ninguna patalogía anterior ni ningún factor de riesgo y que, al igual que otros de sus compañeros, contrajo el virus. “Se contagiaron alrededor de quince compañeros de las áreas de higiene, de admisión y también de enfermería. Pero Walter es el primer deceso”, informó Martínez.

Pese a encontarse aislado en su casa los primeros días tras la confirmación de la enfermedad su cuadro empeoró y debió ser trasladado al Hospital Italiano, donde pasó sus últimos días conectado a un respirador, dejando a una esposa y tres hijos.

Chilón era destacado por sus compañeros como un profesional comprometido y sumamente responsable. “Este virus nos arrebató a una gran persona tanto a nivel profesional, a nivel personal y a nivel compañero”, expresó con nostalgia su compañero y agregó: “era totalmente comprometido con sus compañeros y sus pacientes”.

En esta línea, compartió con Oeste Platense una anécdota que lo marcó: “Una vuelta estábamos con una compañera de laboratorio, yo trabajo en el servicio de radiología, y teníamos un electro en la mano y no sabíamos interpretarlo. Eran las ocho de la noche y Walter empezó a explicarnos cómo era lo básico del electro, terminaron todos los compañeros de enfermería escuchando la clase magistral que nos dio; se fue a las doce». «Tenía un gran compromiso con su trabajo y también con enseñar. Creo que todos los compañeros del UPA se llevaron algo realmente positivo de él”, valoró.

El técnico radiólogo aseguró que era una persona muy querida: “No sólo era una de las caras más visibles, sino que también le tenían mucho respeto. Los compañeros médicos cuando Walter estaba de guardia decían que ‘puede venir cualquier cosa que está Walter’. Imaginate el grado de profesionalismo que tenía que cualquier cosa que llegaba, cualquier paciente complicado él lo podía solucionar. Pudimos salvar muchísimas vidas gracias a Walter”.