Facebook

DestacadaImagen CentradaLa CiudadSociales
FRENTE A CONTROL CIUDADANO

Remiseros protestaron contra las «excesivas» tasas y documentaciones «absurdas»

Esta mañana, el Sindicato Independiente de Remiseros (SIR) y la Cámara Empresarial de Propietarios de Agencias de Remis (CEPAR) se manifestaron en las puertas de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano ante las «excesivas» tasas y documentaciones que les solicita el Municipio para poder circular, a lo que se suma una «gran demora» en los trámites. Oeste Platense dialogó al respecto con uno de los representantes del sector, Javier Scaramutti.

A partir de las diez de esta mañana, remiseros se dieron cita en la intersección de 20 y 50 para manifestar su hastío ante la exigencia municipal de documentaciones tales como «Anotaciones Personales», que empezó a implementarse en la gestión anterior.

Además, los trabajadores se quejaron por la «gran demora» que tienen los trámites que ingresan a la Dirección de Habilitaciones, conducida por Emiliano Calana, y el aumento de la tasa de transferencia, que pasó de $15.500 a $63.000.

 

Los remiseros frente a la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano.

 

El secretario del Sindicato Independiente de Remiseros y la Cámara Empresarial de Propietarios de Agencias de Remis, Javier Scaramutti, explicó a este medio: «Esto viene de la gestión anterior; nosotros hicimos la denuncia penal y todo. Dentro de todo lo que hicieron pedían documentaciones absurdas».

«Esta gestión se fue hace 6, 7 meses; asumió una nueva directora de Habilitaciones que duró tres meses y ahora asumió Emiliano Calana hace 3, 4 meses. Nosotros entendíamos que con una nueva gestión iba a ver cambios en cuanto a la forma de la documentación que se pide y en cuanto a las tasas, pero siguieron pidiendo ‘Anotaciones Personales‘ un requisito que implementó la gestión anterior que no se había pedido nunca, que consta en el registro de la partida y cuyo trámite nos cuesta $2 mil», agregó.

Asimismo, el sindicalista contó: «Se empezaron a tomar dos trámites en la dirección de habilitaciones: Mejoras de Servicios y Transferencia. Imaginate que todos los trabajadores están con la documentación vencida por la pandemia, con los registros vencidos».

«Obviamente están todos esos vencimientos prorrogados pero cuando vos haces una transferencia estás con un auto que no está habilitado y con un titular que tampoco está habilitado», detalló Scaramutti, y añadió: «Hace 34 días que presenté un trámite a la dirección de habilitaciones y que está sin resolución, cuando deben solucionarlo en el día».

Señalando a Calana, también expresó: «Detrás de cada uno de los trámites hay una persona, una familia, una necesidad; él no lo entendió, y piensa que los remiseros son números. Tratamos de hablar con él y hacerlo entrar en razón, pero no hemos podido».

«Es un grado de cobardía interesante, es una falta de idoneidad que pocas veces he visto en el Municipio. Pedimos una reunión con Virginia Pérez Cattaneo (secretaria de Convivencia y Control Ciudadano) para poder solucionar las cosas», se quejó Scaramutti.

Según el representante de los remiseros, «tienen que entender que son funcionarios para tratar bien a la gente, no para destratarla, demorarle los trámites o complicarla». De esta manera, decenas de trabajadores esperan que el encuentro con la secretaria sirva para comenzar a solucionar los múltiples problemas que los aquejan.