Facebook

DestacadaImagen ArribaLa ciudadSociales
IMPUTADO POR ABUSO SEXUAL

Se cumplieron cuatro meses de la detención de Sidders

Hoy se cumplen cuatro meses desde que Raúl Sidders, el ex cura del colegio San Vicente de Paul imputado por abusar sexualmente de una menor, se encuentra tras las rejas de la alcaidía Pettinatto. En tanto, se espera que la fiscalía ponga fecha al juicio oral.

El sacerdote, quien había abandonado el colegio platense a finales de 2019 para oficiar como secretario del Obispo de la diócesis de Puerto Iguazú, fue apresado en diciembre pasado tras una larga declaración que tuvo lugar en la fiscalía situada en avenida 7, entre 56 y 57.

La fiscalía interviniente decidió detenerlo por considerar que existía un «potencial riesgo de fuga». Se lo acusa del delito de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración en el tiempo y circunstancias de realización doblemente agravado contra una mujer de 27 años que fue alumna de la institución donde él se desempeñaba como guía espiritual.

 

UNA DENUNCIA, MÚLTIPLES ACUSACIONES

Hasta el momento, la mujer es la única víctima que se animó a denunciarlo penalmente. Sin embargo, luego de que la causa tomara conocimiento público gracias a la difusión en distintos medios de comunicación, decenas de estudiantes y ex alumnos del San Vicente de Paul se volcaron a relatar en distintas redes sociales los abusos que el cura ejercía no sólo en el momento de la confesión, sino también en las aulas y durante las misas.

 

 

Cabe destacar que quien representa a Sidders es el letrado Marcelo Peña, quien además defiende a Juan Ignacio Buzali, marido de Carolina Piparo, en la causa en la que se lo acusa de doble homicidio en grado de tentativa. En tanto, los abogados patrocinantes de la víctima del sacerdote son Pía Garralda y Juan Pablo Gallego.