El mundoDestacada
EN LA PALMA

Se produjo una nueva colada de lava tras el derrumbe parcial de la cara norte del volcán

Un nuevo flujo de lava del volcán Cumbre Vieja, en erupción durante casi tres semanas en La Palma (Islas Canarias), está causando una "tremenda destrucción" a medida que fluye desde el cráter.

 

 

Por el momento, las autoridades no emitieron nuevas advertencias a la población. El magma "dificulta la movilidad de nuestro personal de la zona", indicó el Instituto Canario de Vulcanología (INVOLCAN) a través de las redes sociales.

El presidente de la Municipalidad de La Palma, Mariano Hernández, explicó que el nuevo caudal es consecuencia del colapso parcial del cráter, ocurrido esta madrugada.

Este episodio volcánico provocó que el nuevo flujo de magma comience a correr "más al norte" que el flujo principal. No obstante, en las últimas noticias señalan que nuevamente está "tendiendo al sur" para "unirse" al río candente principal.

El último informe del Volcanic Ash Advisory Centres (VAAC) de Toulouse señala que la nube de ceniza provocada por el volcán se orientó hacia el sur. Mientras tanto, el aeropuerto de La Palma permanece "inoperativo" desde el jueves debido a la acumulación de ceniza volcánica.

Desde que comenzó la actividad volcánica el 19 de septiembre, el magma ha cubierto un total de 480,5 hectáreas, afectando o destruyendo hasta el momento 1.149 edificaciones e infraestructuras.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en:El mundo