ABASTO

Se realizó en Abasto el festival de bandas “Por un lugar para la Biblioteca”

77vistas

La única biblioteca de Abasto, “El Poder de la Palabra”, sigue luchando contra reloj por un espacio físico, debido a que el inmueble donde funciona actualmente, en 209 y 516 bis, fue vendido y pronto deberán desalojarlo.

En son de solidaridad, el sábado una de las bandas emergentes del pueblo, “La Vestuario R&R”, brindó un recital solidario en la Plaza María Auxiliadora, 208 y 516 bis, con la consigna “Por un lugar para la Biblioteca”,

La movida benéfica comenzó a las 18 con buena concurrencia de las familias abastenses que fueron a brindar apoyo a la querida institución en su causa de conseguir un espacio propio.

Los primeros acordes los dio “Trepadores”, otro de los grupos del oeste que tendió una mano solidaria, y a continuación entró en escena “La Vestuario”.

El Poder de la Palabra” es una institución con fines meramente comunitarios. Allí se dictan a diario distintos talleres gratuitos de literatura, pintura, esculturas y bordados, entre otros, que cuentan gran aceptación de la comunidad, sobre todo de los niños.

Los nenes del pueblo acuden además a las clases de apoyo como complemento de la escolaridad. Mientras que los adultos suelen concurrir a retirar libros o a sumarse a las actividades.

Todo a pulmón

Además de la situación de desalojo, “El Poder de la Palabra” enfrenta todos los días la titánica tarea de hacerse cargo de cada uno de los gastos que implica su funcionamiento.

En este nuevo encuentro con la comunidad, como hacen con cada evento que organizan, vendieron choripán y otros menús de la casa, cuya recaudación tiene como destino el sustento de las múltiples actividades y el pago del alquiler ( hasta donde alcance).

Un contenedor, un vagón o un barco

Desde “El Poder de la Palabra” señalaron que los plazos se acortan, puesto que tienen tiempo hasta mayo para abandonar el local, y que en medio del apremio analizan la posiblidad de tramitar ante las autoridades municipales, provinciales y nacionales la adquisición de un contenedor, un vagón y hasta un barco con tal de que los vecinos no se queden sin su única biblioteca.

En ese sentido, aguardan por un gesto solidario desde la órbita gubernamental.

Leave a Response