Facebook

DestacadaImagen CentradaLa ciudadLa CiudadSin categoría
RUTA 2, KM 45

Un día en el cuartel: así trabajan los Bomberos Voluntarios de El Peligro

El cuartel de los Bomberos Voluntarios de El Peligro abrió sus puertas para que este medio pueda conocer a los hombres y mujeres que siempre están listos para responder ante emergencias. En este marco, Oeste Platense descubrió cómo trabajan y que hacen cuándo deben responder a un incendio.

 

 

Ubicado sobre la Ruta 2 a la altura del kilómetro 45, fue fundado en el año 2015 y es el único cuerpo de bomberos voluntarios de la ciudad. En la institución funciona un cuerpo activo de 32 personas que están capacitadas para responder ante situaciones límite que requieren de su presencia.

También cuenta con un cuerpo de bomberos auxiliar y uno de reserva, mientras que el Concejo Directivo está integrado por instituciones y vecinos de la localidad. Asimismo, en el cuartel también funciona una Escuela de Cadetes donde se enseña, transmitiendo valores, las principales técnicas para responder ante emergencias.

 

Juan Cruz D’Eramo.

 

Consultado por este medio, el Jefe de Cuerpo, Juan Cruz D’Eramo, contó:  «En febrero nos va a llegar un autobomba nuevo de Japón. Fue un convenio con la embajada de ese país, estuvimos tres años con auditorias y salimos seleccionados junto con el Cuartel de Marcos Paz. Es una unidad de rescate de salvamento 4×4 que nos va a servir para llegar mejor a los incendios grandes».

«La idea a futuro es vender la combi que tenemos para tener una unidad de rescate, una liviana, una semipisada y una cisterna», explicó el bombero, y agregó: «Nosotros todo el trabajo lo hicimos a puro eventos, rifas, remando en dulce de leche, recién ahora estamos teniendo una subvención del Estado, pero solo para equipamiento anual».

 

 

A su vez, sobre los límites geográficos  y las guardias que hacen en el cuartel, al que le fijaron el numero 272, explicó: «Nosotros tenemos una guardia de 24 por 7, la realidad es que las distancias son muy amplias, es por eso que necesitamos tener gente en el cuartel».

«Cubrimos desde la Autovía 2 desde el kilometro 42 al 49, y las rutas 36, 53 y 6. Nuestra jurisdicción es la mitad de la Ciudad de Buenos Aires», precisó D’Eramo. Cabe destacar que en la localidad de El Peligro también se está realizando un Centro de Entrenamiento del Consejo Nacional de Bomberos para capacitar a los aspirantes a bomberos.

 

 

Durante la pandemia, para disminuir la aglomeración del personal en el cuartel, tuvieron que modificar totalmente las guardias en el centro de emergencias. El cuartel, donde están hace cinco años, es chico pero bastante cómodo: tienen una cocina, un baño, habitaciones, una guardia de urgencias con un escritorio para resolver cuestiones administrativas y un espacio enorme para enseñar a los cadetes.

Una de las voluntarias, Sofía Beatriz, tiene 18 años y se unió al cuerpo hace cuatro años. Hace poco cumplió la mayoría de edad y tuvo que asistir por primera vez a apagar un incendio con sus compañeros.

 

Sofía Beatriz.

 

Sobre porque decidió ser bombera y como fue la experiencia de asistir por primera vez ante una emergencia, contó: «Al principio me interesaba y después, cuando vine, me fue gustando más. Cuando fuimos fue raro pero también lindo, todos los compañeros me ayudaron por cualquier cosa que tenía que hacer, fue todo muy lindo».

Para la joven, un día habitual en el cuartel «es como estar cómodamente en un lugar super lindo, entre amigos, reír y ver que vamos a comer». Sin embargo, «cuando salen las emergencias sigue habiendo un buen ambiente y compañerismo, pero mucho más serio porque tenemos que intervenir y estar concentrados en lo que hacemos, pero estamos siempre con buena gente».

Finalmente, Beatriz detalló que, ante una emergencia, «dependiendo de que sea el incendio, lo primero que sea hace es ponerse las botas, el pantalón, el chaquetón, la monjita (capucha) para proteger la cara y después te subís al móvil. Te terminas de acomodar en el trayecto del viaje».