Facebook

AbastoDestacadaImagen CentradaSin categoría
OTORGADAS UNA COMUNIDAD ORIGINARIA

Vecinos de Abasto se manifestaron para rechazar la cesión de las tierras de 506 y 221

Esta mañana, un grupo de vecinos se concentraron en el playón de ingreso a la Municipalidad de La Plata para reclamar que la comunidad originaria «Hijos de la Tierra» no sea localizada en los terrenos de lo que afirman que es un «área ecológica protegida», ubicada en calle 506 y 221, en la localidad de Abasto.

 

 

En una entrevista con este medio, un residente lindante a la zona en conflicto, Enrique, comentó: «Estamos enojados los vecinos de Abasto porque los funcionarios tomaron decisiones sin consultarnos. Nosotros vivimos en una área de zona ecológica protegida, tenemos tres hectáreas que no son productivas y van a llevar familias para que produzcan».

En tanto, otra de las vecinas, Alicia, expresó: «Nosotros nos oponemos porque no es compatible con nuestra zona.  No hay cloacas, no hay agua potable y el único proyecto que podría funcionar es hacer un espacio de equino terapia».

 

 

«No tenemos problema con la gente que tiene que venir, pero no es un lugar digno para que puedan vivir. ¿Por qué no consultaron los funcionarios con los vecinos? tomaron decisiones por detrás nuestro», se quejó Enrique.  «Las familias se van a encontrar con problemas, queremos que venga la Facultad de Agronomía a decir que no se puede sembrar», finalizó.

Cabe resaltar que el pasado sábado la Municipalidad comunicó que llevo adelante un acto de reconocimiento y toma de posesión de las tierras que ahora serán de la comunidad “Iwi Imenb” (Hijos de la Tierra). Las mismas que están ubicadas en calle 506 entre 221 y 224, en la localidad de Abasto.

Al respecto, la Secretaria de Planeamiento Urbano, María Botta, explicó: «En estas tierras el objetivo será trabajar en un proyecto urbanístico, que también involucre a la Universidad Nacional de La Plata y a diversos organismos provinciales, de modo tal que mejore integralmente la zona”.

Según la funcionaria, el área contará con una salita de salud y espacios educativos. Sin embargo, indignados, los vecinos que se manifestaron frente al Palacio Municipal exigen una reunión con autoridades municipales para hablar porque rechazan a sus nuevos vecinos.